sábado 25 marzo 2017
Que alguien me explique

¿Y el Edomex, apá…?

La prioridad del PRI Gobierno no es ganar las elecciones del 2018, es no perder Edomex

POR Ramón Alberto Garza

Miércoles 18 enero 2017

Mientras todos los mexicanos estamos ocupados entre el gasolinazo, los saqueos, el tortillazo y la toma de posesión de Trump, en Los Pinos la prioridad de estos días parece focalizada en la sobrevivencia del PRI.

Y eso pasa inevitablemente por que en cualquier momento se decide la candidatura tricolor para el poderoso Estado de México.

Y es que no hay que olvidar que de esa entidad emergieron desde los años 50, binomios políticos de peso, como el de Adolfo López Mateos y su pupilo Carlos Hank González, quien a su vez apadrinó a Emilio Chuayfett. Y ni qué decir de Alfredo del Mazo conAlfredo Baranda. O Arturo Montiel y Enrique Peña Nieto.

Por eso, ya lo dijimos hasta la saciedad. El PRI-Gobierno puede darse el lujo de perder la elección presidencial del 2018, pero no la elección de gobernador del Edomex en este 2017.

 

Derrotado el tricolor en Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León, Quintana Roo, Chihuahua, Durango y a la mitad de Jalisco, la única entidad con fondos suficientes para financiar al PRI es el Edomex.

De ahí que los hechos vienen a reforzar la sensación de que ya existe un acuerdo, al menos entre los tres principales partidos, para que el tricolor conserve el estado natal del actual presidente Peña Nieto.

La sospecha es que los jerarcas del tricolor y del gobierno en turno acabaron por sentarse a la mesa para garantizar que los priistas retengan el Edomex, a cambio de que el PAN gane Coahuila, y el mismo PAN o el PRD se queden con Nayarit.

Solo bajo esa óptica se puede explicar que, teniéndolo todo para consumar una imbatiblecoalición PAN-PRD, sobre todo con Josefina Vázquez Mota como candidata, el asunto terminara en nada.

También bajo ese supuesto se puede entender la imposición de Guillermo Anaya, el compadre incómodo del ex presidente Felipe Calderón, como candidato ad forcem para Coahuila. Es la continuación del Pacto Peña-Calderón del 2012.

Lo mismo con el PRD, que no termina a estas alturas del partido de cuajar a un candidato –más allá de Alejandro Encinas– que le dé el aire necesario para sobrevivir y jugar el 2018.

De ahí que la única amenaza para la supremacía priista en el Edomex sea la candidata de Morena, Delfina Gómez, quien deberá confrontar en solitario a la troika PRI-PAN-PRD, cuyo interés, dicho sea de paso, es impedir que Morena avance.

 

Por eso verán que arrecian en estos días los golpes bajos y las patadas bajo la mesa entre aspirantes priistas al Edomex, como Carlos Iriarte, José Manzur, Ana Lilia Cepeda, Alfredo del Mazo o Carolina Monroy. Porque el que sea el candidato, ya se siente ganado.

En ese contexto hay que inscribir la llamada filtrada entre Alfredo del Mazo padre y David López -dos allegadísimos a Enrique Peña Nieto- cuestionando el estilo de comunicar de la presidencia y de su círculo íntimo. Autogol.

Vamos ubicando el origen de la filtración y entenderemos dónde están las deslealtades hacia una casa presidencial golpeada como nunca en la historia moderna de nuestro país.

Y para entender de qué herencia política estamos hablando, recordemos aquel famoso comercial de la camioneta para entender que hoy, los hijos mexiquenses, están peleando por la Cheyenne… ¿O no, apá…?

CONOCE AL STAFF DE MAGENTA

Ramón Alberto Garza

Comentarios