FACEBOOK

VISTAS
26 Septiembre 2016

Santín en un infierno

El caso del SAT fue heredado a Osvaldo Santín, el nuevo jefe de fiscalización nacional, y el Órgano Interno de Control ordenó la suspensión temporal de la reasignación
No se tiene que ser un mago para detectar por qué el actual gobierno está tan corto en credibilidad. Las promesas dicen una cosa y los hechos dicen otra. En las promesas hablan de combate y legislación contra la corrupción; en los hechos cada dependencia, cada funcionario, trafica y lucra obscenamente con el dinero del Erario. Volvemos a la licitación de los equipos de cómputo del SAT, una operación que supera los 850 millones de pesos, y que fue asignada en junio a una corporación que presentó una propuesta 150 millones de pesos mas barata que el segundo lugar. Las corporación ganadora, con contrato asignado, solicitó las computadoras que debía instalar en 4 meses, a un costo de 26 millones de dólares.