FACEBOOK

VISTAS
14 Junio 2016

Comencemos por Trump

Una vez mas la sinrazón de los extremismos sacude al mundo. Y ahora no fue ni en, Bélgica, Túnez, Siria, Iraq Australia, Dinamarca, Canadá o Francia, sino en los Estados Unidos
Lo de menos es si fue un loco solitario o una articulada horda de radicales fundamentalistas. La intolerancia traducida en salvaje violencia trastoca a la sociedad global por entero. El mundo se somete cada día con mas fuerza al terror que se asoma no solo en las absurdas ideas religiosas de los musulmanes extremos. Es la intolerancia misma de quienes se resisten a admitir la diversidad de género y buscan tomar en mano propia el relámpago de fuego con el que desterrarán de este mundo el pecado. Pero ese profundo resentimiento extremista no es solo producto de las ideas del fundamentalismo religioso. Igual de generadoras de odios son las intolerantes declaraciones de un candidato presidencial como Donald Trump, quien insiste en aplastar la libertad cerrando las fronteras norteamericanas a cualquier musulmán o levantando muros para detener en la frontera a cualquier mexicano. Nada distinto a esa misma intolerancia del empresario republicano que amenaza y condena a cualquier medio de comunicación que lo cuestiona, como lo hizo ayer con el Washington Post.