[hurrytimer id="116852"]
13 de julio 2024

14 de mayo 2024

¡Que alguien me explique!

Paga cliente a Samueles 778 millones en asesorías

Las dos firmas de asesoría jurídica y fiscal en las que son socios Samuel García Sepúlveda, su padre Samuel García Mascorro y su medio hermano Samuel García Villarreal, tienen a un cliente de oro: el Grupo Gentor que dirige Javier Garza Buffington

Por Ramón Alberto Garza

COMPARTE ESTA HISTORIA

Las dos firmas de asesoría jurídica y fiscal en las que son socios Samuel García Sepúlveda, su padre Samuel García Mascorro y su medio hermano Samuel García Villarreal, tienen a un cliente de oro: el Grupo Gentor que dirige Javier Garza Buffington.

Más de tres de cada 10 pesos facturados por Firma Jurídica y Fiscal Abogados S.C. y GMA Firma Jurídica Fiscal S.C. provienen de ese corporativo regiomontano, muy favorecido en los años recientes por el gobierno de la Cuarta Transformación, con contratos de adjudicación directa, entre otras para la rehabilitación de plantas hidroeléctricas.

De acuerdo a la investigación a la que tuvo acceso Código Magenta, de los 2 mil 413 millones facturados por las firmas de los Samueles, 778 millones de pesos tienen su origen en empresas filiales del Grupo Gentor, el principal cliente de esas firmas.

Se incluyen asesorías por 335.7 millones de pesos a Corporación Transnacional de Inversiones; 201 millones de pesos a Corporativo Integral CSI; 147.3 millones de pesos a Corporación Interamericana de Telecomunicaciones; 76.6 millones de pesos a Servicios Corporativos DMS; 7.4 millones de pesos a Recolección y Disposición de Desechos Ambientales, además de 9.9 millones de pesos a Gentor, S.A. de C.V.

Después de Gentor, el segundo cliente en importancia en los despachos fiscales de los Samueles lo ocupan decenas de empresas ligadas a combustibles y energéticos, las que ya les transfirieron en los últimos años, pagos por 370.8 millones de pesos.

Entre las que más destacan están EneRey Latinoamérica con 78.4 millones de pesos; Energéticos Dos Águilas con 34.7 millones de pesos; Maquiladora de Lubricantes con 15 millones de pesos y Highline Fuels con 9.5 millones de pesos.

Caso especial es el del Grupo Burgos, propiedad de empresarios tamaulipecos ligados a Morena, y que en tres de sus empresas les han facturado 16 millones de pesos.

La lista de los gasolineros que emplean las dos firmas de los Samueles también incluyen a BSQ Global Corporation, Lubricantes y Gasolinas, Soldep de México y Combustibles y Servicios Perisur, entre otros.

El tercer segmento que contribuye a las elevadas utilidades de las dos firmas jurídicas y fiscales es el de Contratistas del Gobierno, a los que les han facturado 427.8 millones de pesos. Esas firmas incluyen Proveedor de Productos Mexicanos Jace, que pagó a los Samueles una comisión de 202.9 millones de pesos por servicios de alimentación a facilidades manejadas por el gobierno de Nuevo León, tal como ya fue denunciado el pasado marzo por los periódicos Reforma y El Norte.

La lista de contratistas incluye North American Heavy Equipment, a la que le facturaron 128.4 millones de pesos y Tordec, con 8.2 millones de pesos.

Caso muy especial es el del Grupo Senda, que entre 2020 y 2021, registra en el padrón de clientes transferencias por 111.8 millones de pesos.

Un cuarto segmento es el de las empresas ‘outsourcing’, que le transfirieron a GMA Firma Jurídica Fiscal 38.5 millones de pesos. Su origen es de 22.8 millones de pesos de Outsourcing Personnel Services, 8.5 millones de pesos de Compensación Aplicada y 6.8 millones de pesos de Grupo HQP.

Un patrón muy consistente de la facturación de las dos firmas, sociedad de los tres Samueles, es la repetición de facturas en los que las transferencias son de 5.8 mdp o de 11.6 mdp, es decir, de 5 millones de pesos más IVA y de 10 millones de pesos más IVA.

Ese éxito es el que le permitió mudarse de su domicilio original, que estaba ubicado en Luis Pinzón 1662 en la Colonia Florida, de Monterrey, a despachos modernos en la Torre Helicon, de José Clemente Orozco 329, en San Pedro Garza García.

Nada mal para dos despachos que comenzaron en 2015 a facturar 1.9 millones de pesos y que, al cierre del 2023, con uno de sus socios despachando como gobernador de Nuevo León, acarició ya una facturación de casi mil millones de pesos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad