[hurrytimer id="116852"]
13 de julio 2024

2 de abril 2024

Política

Operador de Carmona: “Nosotros financiamos las campañas”

Horacio García Rojas es parte de una clase empresarial que opera dentro de un opaco aparato de financiamiento paralelo de estructuras electorales

Por Rodrigo Carbajal

COMPARTE ESTA HISTORIA

Fueron horas de grabación en un restaurante en Estados Unidos. Horacio García Rojas, el operador financiero de Sergio Carmona, habló con lujo de detalle sobre cómo un grupo de empresarios financian campañas electorales de Morena y, a cambio, obtienen contratos multimillonarios por asignación directa, protección para negocios ilegales como el huachicol fiscal y acceso a lo más alto del sistema político mexicano.

Código Magenta tiene copia de su testimonio. No son las palabras de un opositor a la 4T o de un personaje en búsqueda de un beneficio en el aparato judicial de Estados Unidos. García Rojas buscaba vender sus servicios como un intermediario de la nueva élite empresarial que llegó al poder con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En el proceso, quedó registrado un detallado recuento de su amistad con Américo Villarreal, de la conexión de Sergio Carmona, el llamado ‘Rey del Huachicol’ con el actual gobernador de Tamaulipas y de cómo el contrabando de gasolina financió con 500 millones de pesos la movilización de estructuras territoriales en una decena de estados donde gobierna la 4T.

Hasta ahora, esta es la explicación más clara de cómo funciona el aparato electoral de Morena.

Horacio García Rojas fue un actor fundamental de la estructura de Sergio Carmona, el empresario tamaulipeco que fue asesinado en noviembre de 2021 en San Pedro Garza García y que dirigía la red de trasiego de combustible más importante de México.

De acuerdo a reportes de inteligencia de Estados Unidos, la diferencia entre las cifras de la CBP norteamericana y la ANAM de México en el comercio de gasolina fue de 400 mil millones de pesos entre 2019 y 2023. Esta es la magnitud estimada del negocio del huachicol fiscal, una industria que contaba con la protección de lo más alto del poder político en el país, patente en los viajes que Mario Delgado, Américo Villarreal y Erasmo González realizaban en el avión privado de Carmona con matrícula XB-PND.

La relación de García Rojas con Sergio Carmona está documentada en los archivos de los teléfonos perdidos del ‘Rey del Huachicol’: conversaciones de WhatsApp sobre contratos federales y grabaciones en las que ambos personajes iban escoltando pipas por las carreteras de Tamaulipas.

La importancia de Horacio García Rojas reside en que fue él quien introdujo a Sergio Carmona al mundo de la política. Primero, lo invitó a ser parte de una comunidad cristiana. Después, le presentó a Américo Villarreal, a quien García Rojas conoció en 2016 cuando fue funcionario de la Secretaría de Salud de Tamaulipas. En el testimonio, García Rojas repite que Sergio Carmona fue su “gran, gran amigo”.

Horacio García Rojas también habla de que sus negocios despegaron gracias a Julio Carmona, el hermano de Sergio Carmona que fue designado titular de la Aduana de Reynosa en el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Julio Carmona llegó a esa posición gracias a Ricardo Peralta Saucedo, el administrador General de Aduanas que después transitó a la Subsecretaría de Gobernación y que actualmente es operador territorial para la campaña de Claudia Sheinbaum y Clara Brugada.

Américo Villarreal es un nombre recurrente en el testimonio de Horacio García Rojas, quien se refiere al gobernador de Tamaulipas como “su amigo de negocios”. Villarreal es un personaje central en esta trama. En el 2021, fue delegado del gobierno federal en Sinaloa, una entidad que recibió financiamiento de la estructura Carmona. Jocelyn Hernández, operadora electoral de Morena que participó en la elección de Sinaloa de ese año, declaró que la casa de campaña de Rubén Rocha recibió maletas de efectivo y que se utilizó un avión privado para llevar al candidato Rocha y al delegado Villarreal “a la sierra”, a una reunión con ‘El Chapo Isidro’, miembro del Cártel de Sinaloa. Es altamente probable que la aeronave en cuestión era la de Sergio Carmona.

Horacio García Rojas confirmó en su declaración lo publicado hace meses por Código Magenta: Perla McDonald, viuda de Sergio Carmona, mantiene una fuerte influencia en el gobierno de Américo Villarreal.

García Rojas admite que sigue teniendo comunicación con McDonald y que tiene acceso a los funcionarios que fueron designados como pago por el financiamiento de campaña de parte de la estructura Carmona: Adriana Lozano, secretaria de Finanzas, y Héctor Joel Villegas, secretario de Gobierno. Ambos responden a Perla McDonald.

En suma, las palabras de Horacio García Rojas son una clase maestra de corrupción en México: una explicación abierta de lo que significa el financiamiento paralelo de campañas políticas.

La estructura de Sergio Carmona utilizó dos compañías para lavar parte de las ganancias del negocio del huachicol fiscal: Grupo Industrial Joser y Grupo Industrial Permart. En el 2021, estas empresas obtuvieron contratos federales por alrededor de 1,500 millones de pesos. Este comentario de García Rojas se entiende en ese contexto:

Es importante aclarar que este no es el testimonio de un personaje de segundo nivel. Horacio García Rojas confirma que las decisiones relevantes de contratos públicos vienen directamente de México, de lo más alto del sistema, y que él sigue manejando la relación política con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Estos son los términos de la corrupción en México: 5 millones de dólares para una campaña, negocios de 40 millones de pesos en una sola exhibición y mecanismos para duplicar la inversión. Cada una de las palabras de García Rojas adquiere sentido judicial si un día se llega a abrir una causa en Estados Unidos. Primero, porque el negocio parte desde la adquisición de combustible de las refinerías estadounidenses. Segundo, porque las ganancias son reinvertidas en propiedades en Texas, pero esa es una historia que se explicará más adelante.

García rojas explica el modus operandi ilegal que carcome al sistema político mexicano, el engranaje oscuro que hace posible ganar elecciones en este país. García Rojas reafirma que el dinero clandestino escoge ganadores y perdedores en la democracia mexicana.

García Rojas lo admite con todas sus letras: el modelo de negocio es invertir en campañas políticas, de Baja California hasta Campeche. El “pequeño grupo” que menciona en su recuento  incluía, por supuesto, a Sergio Carmona.

Horacio García Rojas es parte de una clase empresarial que opera dentro de un opaco aparato de financiamiento paralelo de estructuras electorales. Su testimonio confirma lo que muchos advertían: el éxito electoral del partido en el poder se explica en gran medida gracias al dinero de origen ilegal.

En este sexenio, tres operadores financieros de la 4T han muerto o desaparecido en circunstancias que no han sido esclarecidas: Sergio Carmona fue asesinado con tiros de precisión militar en una barbería de San Pedro Garza García en noviembre de 2021.

Gerardo Vázquez Barrera, señalado por un cable de la embajada norteamericana como presunto nexo del Cártel del Noreste con campañas de Morena, despareció en marzo de 2022 después de una comida con Américo Villarreal y con el senador José Narro Céspedes.

Daniel Flores, presidente de Grupo Industrial Proyecta y financiero de la precampaña de Adán Augusto López, murió en un accidente aéreo en el Golfo de México horas después de haber visitado Palacio Nacional. Su empresa tenía contratos con Pemex por más de 30 mil millones de pesos.

No es casualidad que Horacio García Rojas mintió sobre la muerte de Sergio Carmona, su “gran, gran amigo”. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad