[hurrytimer id="116852"]
16 de junio 2024

22 de marzo 2024

Opinión

#LosTaconesDeMarcela | Se Busca Presidente

Los Tacones De Marcela

Se busca al presidente. No hay rastro de AMLO cuando se trata del tema de desaparecidos. Se presume que está recluido en su palacio y que sólo se le ha visto en las mañaneras maquillando cifras oficiales

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

2019 Última vez que se le vio al presidente dando la cara a las madres buscadoras.

2024 Después de años de ausencia.  Se busca al presidente. No hay rastro de él cuando se trata del tema de desaparecidos. Se presume que está recluido en su palacio, pues sólo se le ha visto en las mañaneras maquillando cifras oficiales.

Cuando más lo necesitan, ¿dónde está, Señor Presidente?

No todo son elecciones.

Varios han tocado la puerta y no abre.

Dé la cara, por el bien de nuestro país.

La desaparición forzada en México pasó a ser la aparición forzada.

Ahora resulta que nadamos entre los otros datos de personas que salieron de su casa para no regresar.  

Y es que apenas ayer eran más de 100 mil personas desaparecidas y ahora , a partir de este pasado 15 de marzo, son menos de 100 mil.

Vaya transformación de datos.

Según el gobierno cuatroteísta encontró a más de 15 mil personas que estaban desaparecidas utilizando metodologías altamente aprobadas como la de ir casa por casa.

Así como lo escuchan, casa por casa.

¡Claro, en esa metodología no hay margen de error!

Falta de respeto para los familiares que aún esperan que su ser querido llegue a darles un abrazo. 

Falta de respeto para los familiares que han tomado por su propia mano las palas para cavar y dar con unas tantas fosas clandestinas.

No es casa por casa, es fosa por fosa.

Pero todo sea por los votos, ¿no?

Morena no debe de cargar con la herencia de los otros gobiernos más las negligencias del suyo.

Y es que se sabe, a todas luces, que hay más desaparecidos en este sexenio que en los de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

Hasta agosto de 2023 habían desaparecido 44 mil 73 personas, el 40 por ciento de las más de 100 mil víctimas reconocidas (claro, hasta el cambio de número de este pasado 15 de marzo).

Mejor modificar los datos, en lugar de dar la cara.

¿O no, Señor Presidente?

Porque antes, en 2019, recibió a unas tantas madres buscadoras en su palacio, y ahí frente a frente prometió lo que ahora hace que se esconda: justicia pronta y expedita.

Cecilia Flores, madre buscadora, le quiere entregar la “pala de mando” con la que buscó a sus hijos en campos y fosas clandestinas porque es su deber ayudar a una madre como Cecilia.

La pala la debe traer usted, el gobierno, no la madre buscadora.

La pala debe servir para encontrar a los desaparecidos no para tapar con tierra las pistas que se van encontrando en el camino.

Pero bueno, ya sabemos que aquí es el mundo al revés.

En donde los ojos voltean hacia otro lado para no evidenciar la mala estrategia de seguridad que se aplica desde el inicio de este sexenio.

Cecilia lleva nueve años buscando a dos de sus hijos, Alejandro y Marco Antonio, secuestrados en 2015 y 2019, pero no hay rastro de ellos y menos del camino hacia la justicia deseada.

La impunidad y la falta de respuestas por parte del gobierno en turno orilló a Cecilia a vestirse de beisbolista y plantarse fuera de las puertas de Palacio, porque ingenuamente creía que así el presidente le abriría la puerta; después de todo se la ha abierto un par de veces a varios beisbolistas.

Pero ni así se la abrió.

El presidente le mandó decir desde el púlpito mañanero “que me la deje aquí”, refiriéndose a la pala que Cecilia le fue a entregar.

Y días después, todavía AMLO se atrevió a decir que como es época electoral, luego atiende esas causas porque -y cito textualmente- “como hay temporada política electoral, no queremos, pues ni tocar el tema ni que nos usen”.

Inhumano e hiriente, por donde lo veas.

Y más, cuando se ensalza con un video en redes sociales en el que sale la Secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, explicando la metodología utilizada para encontrar a los desaparecidos.

O cuando la candidata a la Presidencia por Morena, Claudia Sheinbaum, dice que “es mejor hacer propuestas que criticar”, cuando claramente no hay una estrategia eficaz para dar con los culpables en dichas desapariciones.

Todo de lejos.

Desde un púlpito mañanero.

Desde un escritorio.

Nada cara a cara con las víctimas, eso sólo se usaba en campaña, cuando AMLO quería ganar la Presidencia.

¿Dónde quedó la empatía?

¿En una presentación para explicar cómo salieron los otros datos, los desaparecidos de los desaparecidos?

Cambiar el estatus de una persona en los archivos oficiales no lo trae de nuevo a la vida, ni regresa esa paz que se fue el día que desapareció.

¿O sí?

Actualmente hay 234 colectivos de búsqueda en México, Cecilia encabeza uno de ellos, el de Madres Buscadoras de Sonora.

Hay más de doscientos colectivos, porque este gobierno no les ha dado respuestas, sino más preguntas.

La pregunta es, ¿y las autoridades?

Maquillando los datos en una presentación para que se calmen las aguas.

Algún día fue activista, Señor Presidente, en otros tiempos usted hubiera tomado la pala también al ver que el gobierno no hacía nada al respecto.

Pero hoy prefiere que se “la dejen ahí”, como dice usted, y cierra la puerta para no recibir a las activistas que buscan a sus seres queridos.

Porque hoy, usted es ese gobierno que prometió y no cumplió, que quiere ganar las próximas elecciones a costa de verdades a medias y datos maquillados.

Pero la gente ya despertó, si no, también pregúnteles a los padres de los normalistas de Ayotzinapa, a los padres de niños con cáncer y a los damnificados en Acapulco.

Todos ellos lo buscan, le tocan la puerta de Palacio, pero no lo encuentran.

Hoy, duele nuestro país, no sólo por los desaparecidos, sino porque lo buscan para que responda por todo aquello que prometió.

Pero usted está muy ocupado en lo que sigue, cuando México más lo necesita.

Publicidad
Publicidad
Publicidad