26 de febrero 2024

16 de enero 2024

Política

Los teléfonos perdidos de Sergio Carmona

La muerte de Sergio Carmona generó un laberinto de especulaciones: Esta es una serie especial de Código Magenta que vincula un asesinato de alto perfil y una industria de miles de mdd al año con lo más alto de la élite política de la 4T

Por Rodrigo Carbajal

COMPARTE ESTA HISTORIA

Este video es parte de los archivos de los teléfonos perdidos de Sergio Carmona, el empresario tamaulipeco que fue brutalmente asesinado en San Pedro Garza García, en noviembre de 2021.

En la imagen aparecen Olga Sosa, precandidata de Morena al Senado por Tamaulipas, y Gabriela Jiménez, la fundadora del movimiento ‘Que Siga la Democracia’, una de las estructuras de movilización electoral más importantes de la campaña presidencial de Claudia Sheinbaum. ¿Qué hacían en el teléfono de Carmona?

La muerte de Sergio Carmona generó un laberinto de especulaciones. Un empresario que financió campañas políticas de la 4T por 500 millones de pesos en el 2021, que tenía acceso directo a la dirigencia nacional de Morena de Mario Delgado y que se convirtió en el epicentro del trasiego de combustible a través de las aduanas mexicanas fue el objetivo de un ataque directo que buscaba eliminar los nexos entre Morena y uno de los principales operadores del dinero negro que rige al sistema político mexicano.

El caso Carmona forma parte de un patrón de financieros de la 4T que han sido asesinados, que se encuentran desaparecidos o que murieron en circunstancias sospechosas:

Daniel Flores, el financiero de la precampaña presidencial de Adán Augusto López y cuya firma recibió contratos de Pemex por 27 mil millones de pesos, murió en un accidente aéreo tres minutos después de despegar de Veracruz, tras una reunión con el ex secretario de Gobernación. Horas antes, había estado en Palacio Nacional.

Gerardo Vázquez Barrera, señalado por un cable de la embajada estadounidense de tener vínculos con el Cártel del Noreste, despareció junto a dos escoltas de la Marina después de una comida con el senador de Morena, José Narro, y con el ahora gobernador de Tamaulipas, Américo Villarreal.

Salvador Llamas, consejero nacional de Morena en Jalisco, fue asesinado a tiros en el Sonora Grill Prime de Guadalajara.

El móvil de ninguno de estos casos ha sido esclarecido. La muerte de Sergio Carmona no era la excepción. Hasta ahora.

Código Magenta tuvo acceso a los archivos de los teléfonos celulares del empresario tamaulipeco: comunicaciones, documentos bancarios, contratos, conversaciones de WhatsApp, videos e imágenes que se conectan con bitácoras de vuelo, reportes de la Unidad de Inteligencia Financiera e información de autoridades de inteligencia de México y Estados Unidos que dibujan la historia de cómo el tráfico clandestino de combustible, el huachicol, se convirtió en el principal mecanismo de financiamiento ilegal de campañas políticas.

Esta es una serie especial de Código Magenta que vincula un asesinato de alto perfil y una industria de miles de millones de dólares al año con lo más alto de la élite política de la 4T.

La diputada federal Gabriela Jiménez es una figura clave en Morena. Aunque en el 2018 apoyó abiertamente la candidatura presidencial panista de Ricardo Anaya, ahora es considerada una de las operadoras electorales más cercanas a Claudia Sheinbaum. Sus encuentros con la candidata presidencial de Morena y con sus aliados, como Omar García Harfuch, son cada vez más frecuentes.

Este fin de semana, Jiménez organizó un evento masivo para promover la imagen de Eduardo Ramírez Aguilar, el polémico precandidato de Morena a la gubernatura de Chiapas. El evento logró dos consagraciones: la del ‘Jaguar’ como futuro jefe político de Chiapas y la de Jiménez como la nueva promotora electoral de Morena.

El ascenso de Gabriela Jiménez se explica por el financiamiento paralelo y por sus relaciones con personajes como Sergio Carmona. La organización que fundó Jiménez, ‘Que Siga la Democracia’, es un aparato de movilización afín a Morena, pero que no está legalmente conectada al partido. En los hechos, esta estructura permite levantar capital sin tener que pasar por el escrutinio y la fiscalización del Instituto Nacional Electoral.

‘Que Siga la Democracia’ de Gabriela Jiménez es una organización espejo de ‘La Alianza Patriótica de la 4T’, el esquema de movilización territorial operado por Ricardo Peralta Saucedo, el ex administrador General de Aduanas y ex subsecretario de Gobernación que se convirtió en uno de los principales arquitectos electorales de Morena.

El común denominador entre Peralta y Jiménez es Sergio Carmona. Como funcionario de Aduanas, Peralta fue quien designó, en el 2019, a Julio Carmona -hermano de Sergio-, como administrador de la aduana de Reynosa.

Después del asesinato de su hermano, Julio Carmona se convirtió en un testigo protegido en Estados Unidos y detalló el modus operandi del financiamiento paralelo de Morena: la red de los hermanos Carmona utilizaba a sus contactos en Aduanas para evadir cientos de miles de millones de pesos en impuestos que posteriormente eran lavados a través de contratos federales.

En el 2021, Grupo Industrial Joser y Grupo Industrial Permart, dos compañías de la familia Carmona, obtuvieron asignaciones directas del gobierno federal por al menos 1,500 millones de pesos.

Este audio fue obtenido del teléfono celular de Sergio Carmona. Explica que está custodiando una pipa junto a Horacio García Rojas, ex subsecretario de Salud de Tamaulipas que consiguió contratos estatales para las empresas de la familia Carmona.

García Rojas fue parte de un grupo de funcionarios del gabinete panista de Francisco García Cabeza de Vaca, que dejaron su puesto para apoyar el proyecto del ahora gobernador morenista, Américo Villarreal. Días después de haber renunciado, fue atacado a balazos.

El vínculo de García Rojas con Sergio Carmona representa un microcosmos de la operación del empresario tamaulipeco. Carmona replicó este modelo a nivel nacional conforme fue creciendo la influencia de la 4T.

De acuerdo al periodista Salvador García Soto, Carmona destinó 500 millones de pesos a las campañas de Morena en Sinaloa, Nayarit, Michoacán, Baja California, Baja California Sur, Zacatecas, Campeche y Tamaulipas.

Tan sólo en Tamaulipas, Carmona habría destinado alrededor de 100 millones de pesos. Olga Sosa, la aspirante al Senado, fue su principal brazo operativo, tal como testifican conversaciones de WhatsApp en poder de Código Magenta.

El intercambio entre Sosa y Carmona pone de relieve cómo se impulsaron campañas de redes y de relaciones públicas para promover la candidatura de Américo Villareal a la gubernatura de Tamaulipas.

Olga Sosa también fue el nexo que conectó a Carmona con Gabriela Jiménez, de acuerdo a archivos encontrados en los teléfonos del empresario.

No es casualidad que Sosa siga siendo una de las principales figuras de poder en el gobierno de Américo Villarreal o que haya sido designada como precandidata de Morena al Senado, con la anuencia de Mario Delgado y de Claudia Sheinbaum.

Tampoco es casualidad que su compañero de fórmula, José Ramón Gómez Leal, sea un político que haya acudido a reuniones en casa de Sergio Carmona y que tenga una relación política con Ricardo Peralta. Cuando Horacio Duarte sustituyó a Peralta en la Administración General de Aduanas, ordenó una investigación contra Gómez Leal por sospechas de corrupción.

Esto es evidencia de que, desde la tumba, la influencia de Sergio Carmona sigue pesando en la estructura interna de la 4T. El patrocinio de Carmona a Erasmo González, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados y un operador cercano a Mario Delgado, también refuerza esta hipótesis. González utilizaba una camioneta Grand Cherokee, con placas WTF-420-A, que estaba registrada a nombre de una de las empresas de Sergio Carmona.

En el 2020, Porfirio Muñoz Ledo acusó que Mario Delgado y Ricardo Peralta repartieron sobornos para comprar el voto de la elección interna por la dirigencia nacional de Morena. Esta fue una primera advertencia del rol del financiamiento paralelo en el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ahora, los nombres de Gabriela Jiménez, Olga Sosa, Ricardo Peralta, Horacio García Rojas y Erasmo González complementan la historia.

¿La candidata presidencial, Claudia Sheinbaum, tiene conocimiento de estas estructuras? ¿El proyecto de Mario Delgado en la dirigencia nacional de Morena se entiende sin el rol que juegan financieros como Sergio Carmona? ¿Gabriela Jiménez es la nueva intersección entre la política y el financiamiento ilegal de campañas electorales? ¿Cuál es la verdadera magnitud del negocio del huachicol? ¿Cuál es la postura de Washington sobre este fenómeno?

La respuesta a estas preguntas se irá develando en ‘Los Teléfonos Perdidos de Sergio Carmona’, una serie especial de Código Magenta.

Publicidad
Publicidad
Publicidad