25 de febrero 2024

20 de septiembre 2023

Política

García Harfuch, Peralta y el juicio de Ovidio

¿El expediente de Ovidio Guzmán es el vehículo mediante el cual el Estado Profundo norteamericano ha solicitado su derecho de veto político al presidente Andrés Manuel López Obrador?

Por Rodrigo Carbajal

COMPARTE ESTA HISTORIA

Ovidio Guzmán López y sus hermanos asesinaron, torturaron y cometieron atrocidades para mantener -con puño de hierro- el férreo control de la organización criminal más importante en la industria del tráfico de fentanilo a nivel global.

Las acusaciones federales de la Corte del Distrito Norte de Illinois, del Distrito Sur de Nueva York y del Distrito de Columbia dibujan a “Los Chapitos” como sociópatas que arrojaban a sus víctimas vivas a las jaulas de sus tigres y que rociaban con chile las heridas de quienes habían sido lacerados durante horas con un sacacorchos.

Las imágenes de violencia, descritas a detalle por los fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos, exhiben la brutalidad de la escena criminal en México. Sin embargo, esta es la faceta sensacionalista de la historia.

El expediente de Ovidio, Jesús Alfredo, Iván Archivaldo y Joaquín Guzmán también promete revelaciones políticas que podrían cambiar radicalmente el rumbo del proceso electoral mexicano de 2024.

La acusación de la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York contra Ovidio Guzmán, que ha sido filtrada al periódico El País y a la periodista de Grupo Reforma, Peniley Ramírez, toca de manera tangente a dos figuras de poder en la coalición del presidente Andrés Manuel López Obrador: Omar García Harfuch, el ex secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México que busca ser el candidato de Morena a la jefatura de Gobierno de la capital, y Ricardo Peralta Saucedo, el ex administrador general de Aduanas que posteriormente fue subsecretario de Gobernación y que actualmente funge como uno de los operadores electorales de tierra más importantes de Morena.

El documento del Departamento de Justicia contiene un señalamiento clave en este sentido: Jesús Alfredo Guzmán presumía sobre “las conexiones de ‘Los Chapitos’ en la aduana mexicana”.

Las autoridades estadounidenses sostienen que esta facción del Cártel de Sinaloa tuvo como centro de operaciones, entre 2018 y 2021, al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Ovidio Guzmán estableció lo que los fiscales describen como “un puesto de avanzada” para negociar transacciones de cantidades importantes de drogas sintéticas.

En 2019, los líderes del cártel sostuvieron una reunión en la capital para definir las aerolíneas que serían utilizadas para importar precursores químicos de fentanilo. En 2020, “Los Chapitos” llevaron a cabo otra reunión en la Ciudad de México que fue resguardada por camionetas blindadas y 40 guardaespaldas.

Tal como lo ha subrayado la periodista Peniley Ramírez, la operación de “Los Chapitos” en la Ciudad de México ocurrió en la gestión de Omar García Harfuch, el funcionario estrella de la administración de Claudia Sheinbaum que antes de ser secretario fue coordinador de inteligencia del gabinete de la capital.

La exitosa política de García Harfuch se centró en la persecución de dos organizaciones rivales del Cártel de Sinaloa: la Unión Tepito y el Cártel Jalisco Nueva Generación, la estructura criminal responsable del atentado en Paseo de la Reforma que casi le cuesta la vida al secretario de Seguridad Pública.

A través de la información vertida en la acusación contra Ovidio Guzmán, el establishment de seguridad nacional de Washington está aseverando, entre líneas, que el negocio de miles de millones de dólares de “Los Chapitos” fue tolerado por el Estado mexicano y por agencias cuyos titulares forman parte del primer círculo de Andrés Manuel López Obrador y de Claudia Sheinbaum, la virtual candidata presidencial de Morena.

El caso de Ricardo Peralta, el primer administrador general de Aduanas del sexenio, es particularmente relevante. El ascenso de “Los Chapitos” coincide con una reestructura que Peralta implementó en las aduanas clave para el tráfico de drogas: Manzanillo, donde colocó a Margarito Martín Saldaña; Mexicali, donde designó a Alejandro Miramontes; Tijuana, a donde llegó Eva María Viridiana Soria; Reynosa, donde nombró a Julio Carmona, el hermano del financiero de Morena que fue asesinado en noviembre de 2021 en San Pedro Garza García, Sergio Carmona,  y por supuesto, la aduana del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La oficina de Peralta absorbió las funciones del administrador General de Auditoría de Comercio Exterior del SAT, la entidad encargada de la supervisión del AICM. El titular de este despacho, René de Jesús Henry Rodríguez, fue reasignado como jefe de la aduana del aeropuerto para ser despedido apenas tres meses después. Oficialmente, fue cesado por “pérdida de confianza en el puesto”.

No obstante, Henry Rodríguez cuenta una historia diferente: que fue citado por Arnoldo Martínez Rentería, mano derecha de Peralta y administrador central de Operación de Aduanas, en las instalaciones de una empresa que realizaría pruebas de control de confianza.  Fue recibido con un revólver en la mesa para firmar su renuncia, de acuerdo a un recuento publicado por el periódico El Economista.

El recinto fiscal de la aduana del aeropuerto es una posición estratégica que está fuera de la jurisdicción del director de la terminal aérea.

El control absoluto recae en el administrador General de Aduanas, en el comandante de la Policía Federal y en el director general de Operaciones. En el sexenio de Felipe Calderón, el Cártel de Sinaloa y el Cártel de los Beltrán Leyva se hizo del control de estas posiciones para enviar cargamentos de cocaína a Estados Unidos y a Europa, de acuerdo al testimonio que Jesús ‘El Rey’ Zambada y el ex policía federal Raúl Arellano Aguilera presentaron en el juicio de Genaro García Luna en la Corte del Distrito Este de Nueva York.

La facción de “Los Chapitos” habría recuperado esta plaza luego de que el control del aeropuerto fue disputado por el Cártel Jalisco Nueva Generación en el sexenio de Enrique Peña Nieto. En febrero de 2022, la Secretaría de Marina asumió la administración de la aduana del AICM. Se trata de la agencia de seguridad mexicana más cercana a Washington.

Los movimientos de Ricardo Peralta en la Administración General de Aduanas se hicieron sin la autorización de su superior jerárquico, la entonces titular del SAT, Margarita Ríos Farjat.

La denuncia de insubordinación que hizo la ahora ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación derivó en la transferencia de Peralta a la subsecretaría de Gobernación. Meses después, el presidente Andrés Manuel López Obrador le solicitó la renuncia a Peralta por nexos con grupos de autodefensa en Michoacán y en Tamaulipas.

Eso no significó el fin de su carrera política. Peralta construyó una poderosa estructura que en el 2021 le ayudó a Morena a ganar las gubernaturas de Tamaulipas y de la costa del Pacífico, incluida la contienda de Sinaloa.

Fuentes del aparato de inteligencia mexicano dijeron al periodista Salvador García Soto que Sergio Carmona, el financiero de Morena vinculado a Peralta, financió estas campañas con 500 millones de pesos. Además, un reporte que la oposición presentó a la Organización de Estados Americanos en Washington refiere que miembros del Cártel de Sinaloa secuestraron operadores electorales del PRI en ese estado.

Ricardo Peralta será un jugador clave en la sucesión presidencial de 2024. Ha construido un movimiento denominado Alianza Patriótica de la 4T que ha puesto al servicio de Adán Augusto López.

La semana pasada, Claudia Sheinbaum designó al ex secretario de Gobernación como coordinador político de su campaña. El nombramiento fue producto de lo que algunas personas cercanas al asunto anticipaban como una rebelión de los poderes fácticos de la 4T.

En el sexenio de Enrique Peña Nieto, en la antesala de la sucesión presidencial, las agencias de inteligencia del gobierno de Estados Unidos le hicieron llegar al presidente mexicano un expediente sobre su secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. El mensaje estaba claro: Washington exigía derecho de veto en la designación del candidato del PRI a la Presidencia. Y Peña Nieto lo concedió.

¿El expediente de Ovidio Guzmán es el vehículo mediante el cual el Estado Profundo norteamericano ha solicitado su derecho de veto político al presidente Andrés Manuel López Obrador?

En su primer comparecencia posterior a la extradición, el hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán se declaró no culpable de los cargos de tráfico de drogas, tráfico de armas, lavado de dinero y delincuencia organizada.

La posibilidad de un acuerdo con los fiscales del Departamento de Justicia prácticamente se ha reducido a cero. Un juicio, como el de Genaro García Luna, amenaza a los poderes fácticos del gobierno de la Cuarta Transformación.

¿Qué agencias del gobierno mexicano protegieron a “Los Chapitos”? ¿Cuáles son los canales de comunicación entre el Cártel de Sinaloa y el Estado mexicano? ¿Cómo va a cambiar el balance de poder entre los cárteles en el próximo sexenio? Estas preguntas podrían ser respondidas a partir del inminente proceso público de Ovidio Guzmán López en tribunales estadounidenses.

Publicidad
Publicidad
Publicidad