[hurrytimer id="116852"]
13 de julio 2024

15 de marzo 2024

Opinión

#LosTaconesDeMarcela | Timbre de Orgullo

Los Tacones De Marcela

Cayetana Álvarez de Toledo es un timbre de orgullo para nuestro país porque dijo lo que muchos mexicanos pensamos: que este gobierno y el que hereda Claudia Sheinbaum, es anti democrático con tintes cuasi autoritarios

Por Marcela Garza Barba

COMPARTE ESTA HISTORIA

Cayetana Álvarez de Toledo es un timbre de orgullo, pero no como se refirió el presidente Ándres Manuel López Obrador (claro, para defenderse).

Cayetana es un timbre de orgullo para nuestro país porque dijo lo que muchos mexicanos pensamos, que este gobierno y el que hereda Claudia Sheinbaum (desde ya), no es más que un gobierno anti democrático con tintes cuasi autoritarios.

Cayetana le habló directo al voto “difícil”, a esos jóvenes que aún se van con la finta de los, dizque, líderes y sus mañaneras, y de los “tiktokers” esquiroles con tenis brillantes.

Gracias Cayetana, por hablar desde el púlpito de la verdad e inyectar con energía a ese electorado que aún no logra entender la importancia de su decisión final en las urnas.

Después de todo, tú ya lo padeces en tu país con Pedro Sánchez, actual presidente del Gobierno de España desde 2018.

Hace unos días, una muy querida amiga, me confesó estar preocupada por la elección de sus hijos en esta próxima contienda presidencial de 2024.   

El menor de sus hijos, apenas mayor de edad, le había dicho que la mejor opción para él y sus amigos (que por cierto, por primera vez iban a votar) era Jorge Álvarez Máynez, porque sí “entendía” a los jóvenes y a las redes sociales.

Mi amiga trató de explicarle que el voto no era un like a un video o a unos tenis y que debía pensar bien antes de actuar, pero no logró mucho.

Lo que empezó como una plática terminó en una discusión de la vieja y nueva política, en la tan aplaudida visión del presidente y sus esquiroles, en el “nosotros y ellos”, en los naranjas contra las ratas tal cual los emojis utilizados por Movimiento Ciudadano en los panorámicos.  

Y es que, a ese padrón electoral que rebasa los 100 millones de votantes en el que los jóvenes de 18 a 29 años son la mayoría, en el que más de 15 millones de jóvenes votarán por primera vez este 2024.

Nadie, hasta ahora, había logrado explicarles con imágenes implícitas lo que sucede en estos tiempos de sequía democrática y qué podría suceder si no toman en serio sus acciones electorales.

Cayetana, política y periodista española, hiló un discurso con ritmo perfecto y le llegó al corazón y a la mente de este México con tremenda sed democrática.

Pero, principalmente, le llegó a ese electorado perdido en las olas de las redes sociales en donde reinan los hashtags superfluos ganchados en trending topics.

No es la primera vez que la española se lanza contra el cuasi autoritarismo, lo hizo en un discurso demoledor hacia el actual presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

Un hombre, líder socialista afín a López Obrador, aunque en estos días Claudia Sheinbaum le haya mandado un mensaje a Sánchez, “el respeto al derecho ajeno es la paz” tras unas declaraciones que hizo el líder español, referente a las próximas elecciones en nuestro país.

Pero regresemos a México, al discurso de Cayetana que dio en Puebla.

Cada frase, cada oración, cada palabra que pronunció se tradujo en una imagen clara de este gobierno.

En algo que los jóvenes y cualquier mexicano no deben olvidar.

Porque hoy pendemos de un hilo y ese hilo debe regresarnos la tan deseada democracia perdida bajo el gobierno cuatroteísta de AMLO.

Escuchémos.

Y más importante, veamos:

Tuvo que venir una española a despertar a ese joven mexicano distraído.

Al voto difícil que aun no sabe lo peligroso que es jugar con la democracia.

Y, de pasada, nos recordó en lo que nos hemos convertido, bajo el mandato del gobierno cuatroteísta.

Ciegos los que no quieran ver, tercos los que aún creen que AMLO y los suyos transformarán México hacia el bien.

Publicidad
Publicidad
Publicidad