[hurrytimer id="116852"]
13 de julio 2024

21 de marzo 2024

Política

La barbarie criminal se apodera de Nuevo León

El hallazgo de diez cuerpos calcinados en Pesquería, el día previo a la visita de Claudia Sheinbaum al municipio, son una muestra del deterioro de la violencia en el estado

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

La violencia criminal en Nuevo León ha alcanzado niveles de barbarie. La noche del miércoles, autoridades del estado encontraron los restos calcinados de al menos diez personas en un predio del municipio de Pesquería.

El hallazgo se realizó horas antes de que Claudia Sheinbaum, candidata presidencial de Morena, visitara el municipio. “Obviamente es lamentable y no creemos que tenga absolutamente nada que ver con la campaña”, dijo Sheinbaum. La candidata hizo una mención escueta del caso, pero evadió ahondar en el tema. 

De acuerdo a la fiscalía estatal, el predio de Pesquería es utilizado por un grupo criminal para desechar los cuerpos de sus víctimas. Pedro Arce, fiscal de Nuevo León, declaró que los restos encontrados corresponden a crímenes perpetrados en diferentes momentos. Algunos de los cuerpos estaban dentro de una camioneta Honda Odyssey que fue quemada en el terreno.

La crisis de inseguridad en Nuevo León

La escena de cuerpos calcinados en Pesquería es la muestra más reciente de que Nuevo León atraviesa por una crisis de inseguridad. En febrero, se registraron 116 homicidios dolosos, de acuerdo a cifras oficiales. Este fue el décimo tercer mes consecutivo en reportar más de cien asesinatos.

El deterioro de las cifras de seguridad contrasta con el discurso del gobierno estatal que preside Samuel García. Como política de comunicación, el gobernador evita hablar de este tema. Esto a  pesar de que la violencia criminal ha alcanzado a su gobierno: entre 2019 y 2022, el número de policías estatales asesinados creció 143 por ciento. Insight Crime atribuye el aumento a la expansión territorial del Cártel del Noreste.

Nuevo León atraviesa por una reconfiguración violenta de los cárteles que operan en el estado. El mes pasado, un grupo criminal irrumpió en el municipio de Doctor Coss para quemar instalaciones gubernamentales y desechar restos humanos. Fue la repetición de un modus operandi, un acto de terrorismo que analistas interpretan como parte del conflicto entre el Cártel del Noreste y el Cártel del Golfo.

En enero, una célula criminal asesinó a un oficial del Ejército mexicano en Doctor Coss. El asesinato marcó un hito criminal: por primera vez un cártel consiguió acceso a un rifle de uso militar exclusivo del Ejército de Estados Unidos y logró penetrar el blindaje de un vehículo de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La realidad criminal de Nuevo León también está condicionada por el ingreso de la facción criminal de ‘Los Chapitos’ a San Pedro Garza García, el enclave empresarial de Nuevo León que es sede de una boyante industria de lavado de dinero. La firma de inteligencia Strattia considera que el regreso del Cártel de Sinaloa a este municipio supone una confrontación con los remanentes del Cártel de los Beltrán Leyva que operan en San Pedro Garza García. Los asesinatos de alto impacto se han vuelto comunes en este municipio.

La politización del caso Pesquería

Xóchitl Gálvez, candidata presidencial de oposición, utilizó el hallazgo de Pesquería para cuestionar a Claudia Sheinbaum por la estrategia de seguridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador: “En un par de horas, cuando llegues a Pesquería, Nuevo León, te encontrarás con la realidad del segundo piso que ofreces al menos diez cuerpos calcinados. Deja de mentir con eso de que México está mejor que nunca y enfrenta las consecuencias de abrazar a los criminales. Espero, al menos, ofrezcas condolencias a las familias”.

La candidata presidencial de Morena dijo que no le contestaría a Gálvez, pero insistió en que es la única participante de la contienda con experiencia en la reducción de índices de inseguridad. También defendió el legado del presidente López Obrador en materia de seguridad pública: “Es doloso decir que el presidente dice abrazos a los criminales. ¿Cuándo se ha dicho eso?”.

El eje toral de la campaña de Gálvez ha sido la política de seguridad. La oposición argumenta que México ha cedido control territorial a los cárteles y que el gobierno federal ha sido omiso ante las crecientes muestras de violencia criminal.

Sheinbaum, en cambio, ha relegado la discusión de la política de seguridad a un segundo plano. Aunque ha expresado su apoyo al uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública y está cabildeando a favor de la Ley de Guardia Nacional, su proyecto se enfrenta a un dilema: el papel que jugará Omar García Harfuch en el aparato de seguridad.

El caso Pesquería, una de las escenas de barbarie criminal más crudas en la historia reciente de Nuevo León, plantea preguntas fundamentales para ambos equipos en materia de seguridad pública.

Publicidad
Publicidad
Publicidad