[hurrytimer id="116852"]
13 de julio 2024

9 de noviembre 2023

Internacional

Israel descarta un cese al fuego, pero implementará pausas militares humanitarias

El gobierno estadounidense estima que esta medida permitirá que ciudadanos de doble nacionalidad salgan de Gaza y que puedan entrar camiones con medicinas y comida a través de un corredor humanitario

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

La incursión militar de Israel en la Franja de Gaza alcanzó un punto de inflexión. Después de semanas de presión de la comunidad internacional para implementar un cese al fuego, el gobierno de Benjamín Netanyahu se comprometió con Estados Unidos a realizar pausas diarias de cuatro horas de ataques aéreos y terrestres en el norte de Gaza.

“Hemos sido informados por los israelíes que no habrá operaciones militares en estas áreas durante la duración de la pausa y que este proceso iniciará hoy”, aseguró John Kirby, vocero del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

El gobierno estadounidense estima que esta medida permitirá que ciudadanos de doble nacionalidad salgan de Gaza y que puedan entrar camiones con medicinas y comida a través de un corredor humanitario.

Las pausas de operaciones militares del Ejército de Israel ocurren en medio de una negociación que se está llevando a cabo en Qatar para la liberación de rehenes de Hamás. El director de la CIA, del Mossad y de los servicios de inteligencia de Doha son parte de estas conversaciones.

La administración de Joe Biden fue enfática en que un cese al fuego general está descartado. La Casa Blanca considera que esta política implicaría legitimar las acciones de Hamás.

“No hay un cese al fuego. Repito, no hay un cese al fuego. Lo que estamos implementando son ventanas de cuatro horas, movimientos tácticos locales para que llegue la asistencia humanitaria”, dijo en ese sentido Richard Hecht, vocero militar de Israel.

El Ejército israelí ha dicho que avisará a la población civil sobre estas pausas con al menos tres horas de antelación.

Esta política se ha interpretado por los críticos del gobierno de Netanyahu como una distracción del conflicto, un ejercicio de relaciones públicas para responder a la presión de la comunidad internacional.

“Estamos frente a un genocidio en Gaza y estamos hablando de esta pausa humanitaria que es completamente insignificante”, argumentó Marwan Bishara, analista político senior de Al Jazeera. “Las pausas no son la solución”, agregó Abdel Hamid Siyan, especialista de Medio Oriente de la Universidad de Rutgers.

La ofensiva militar de Israel, que reaccionó a los ataques terroristas en los que Hamás asesinó a 1,400 personas, han provocado la muerte de 10,812 civiles en Gaza, de acuerdo a las autoridades palestinas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad