[hurrytimer id="116852"]
17 de junio 2024

27 de febrero 2024

¡Que alguien me explique!

Eduardo Fernández: chantaje a Televisa

Todo el paso de Eduardo Fernández por FOBAPROA y la millonaria deuda que dejó a los mexicanos está enmarcado en opacidad y en todo tipo de favores indebidos con quienes eran titulares de los bancos

Por Ramón Alberto Garza

COMPARTE ESTA HISTORIA

Eduardo Fernández García, quien fuera presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores en el sexenio de Ernesto Zedillo, fue detenido el pasado viernes en Madrid.

Una ficha roja girada por Interpol  permitió la captura de quien es acusado de operar una red de chantaje a empresarios mexicanos, que en su último capítulo incluía a Grupo Televisa y sus principales ejecutivos.

La historia data desde 1997, cuando a la muerte de Emilio “El Tigre” Azcárraga Milmo, se da una disputa por el control accionario de la principal televisora del mundo de habla hispana, en la que entran en conflicto las familias Azcárraga, Burillo y Cañedo. El hecho obligó a que el presidente Zedillo ordenara al SAT y a la Comisión Nacional de Valores una investigación. Eduardo Fernández, como titular de la CNBV fue el responsable y todo culminó en el reacomodo accionario que confirmó el control de Televisa a Emilio Azcárraga Jean.

Para 2008, el ahora detenido buscó a algunos ejecutivos de la televisora para pedirles que invirtieran en una sociedad de inversiones -Diversity Investment- que Eduardo Fernández abrió en Estados Unidos con el abogado Juan Collado. Algunos colocaron varios fondos durante dos años, tiempo tras el cual los retiraron.

Eduardo Fernández regresó años después a Televisa sólo para lamentarse de que ahora no tenía empleo, que Banamex le estaba por embargar dos casas -hecho que era falso- y que su situación familiar era desastrosa. Buscaba la compasión de la televisora y de sus ejecutivos, bajo el supuesto de que él había apoyado en 1997, la consolidación de la actual administración. Solicitaba entonces apoyos por 40 millones de pesos. Jamás se dieron.

Esta no era una práctica aislada. Eduardo Fernández lo hacía con algunos empresarios y banqueros a los que pretendía extorsionar bajo la amenaza de que él tenía los expedientes “secretos” del FOBAPROA. Y que lo ayudaban o serían filtrados.

Para marzo del 2023 se gestó una carta anónima contra Televisa y sus ejecutivos que fue adjuntada a otra que llegó a la SEC, en Nueva York, denunciando presuntos ilícitos de la televisora. Y la recurrente operación de chantaje se hizo más evidente.

El “denunciante anónimo” pedía 250 millones de pesos y en las instrucciones para operar ese chantaje dejó bien claras sus huellas. Su secretaria privada sería el enlace del acuerdo y la entrega se haría en un domicilio particular de la avenida Ejército Nacional, en la Ciudad de México, propiedad de Eduardo Fernández.

De inmediato, la televisora y sus ejecutivos denunciaron ante la Fiscalía de la Ciudad de México los hechos, que fueron comprobados por autoridades locales y federales. El proceso culminó con la expedición de la ficha roja de Interpol, obligando a su localización.

Eduardo Fernández García se había trasladado a Miami y ante la alerta decidió mudarse a España. A las 8 de la mañana del pasado viernes, el ex presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores fue capturado en Madrid, en su trayecto rumbo a Andorra, un paraíso fiscal en donde se presume que el ahora detenido en la prisión de Soto Real tiene inversiones en el Andorra Banc Agrícol Reig, SA.

Antes de ser detenido, Eduardo Fernández dejó un video grabado para que fuera transmitido por el noticiero de la periodista Carmen Aristegui. En ese video, como un acto de desesperación, involucra en la trama de su chantaje desde Donald Trump, Jared Kushner, hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y lo que hoy se conoce, parece ser apenas el pico del iceberg, de lo que será una serie explosiva de revelaciones de chantajes que se operaron con otras corporaciones y empresarios mexicanos.

Todo el paso de Eduardo Fernández por FOBAPROA y la millonaria deuda que dejó a los mexicanos está enmarcado en opacidad y en todo tipo de favores indebidos con quienes eran titulares de los bancos.

El ex titular de la CNBV, preso hoy en España, Fernández, se acostumbró a vivir con millones de terceros -como también sucedió en amigos de Fox- y ahora, en su última y desesperada etapa profesional, acabó develado como lo que siempre se supo era: un extorsionador.

Publicidad
Publicidad
Publicidad