[hurrytimer id="116852"]
17 de junio 2024

26 de marzo 2024

¡Que alguien me explique!

Bienestar maduro

En una más de sus absurdas ocurrencias, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un apoyo al estilo tarjeta Bienestar para los repatriados venezolanos que son devueltos desde México a ese país

Por Ramón Alberto Garza

COMPARTE ESTA HISTORIA

En una más de sus absurdas ocurrencias, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un apoyo al estilo tarjeta Bienestar para los repatriados venezolanos que son devueltos desde México a ese país.

Como si los mexicanos menos favorecidos no tuviesen carencias básicas; como si los problemas más urgentes de salud estuvieran resueltos; como si Pemex pagara a tiempo a sus proveedores; el inquilino de Palacio Nacional abre la chequera del Erario para darle un incentivo a los venezolanos que huyen de sus miserias. Si logran cruzar el Bravo, bienvenidos al sueño americano. Si los devuelven a México, avión de regreso y tarjeta de apoyo del Bienestar por 110 dólares mensuales durante seis meses a cada uno.

El anuncio del acuerdo López Obrador-Maduro despierta harto sospechosismo y más dudas que respuestas.

¿Autorizó el Congreso alguna partida presupuestal extraordinaria para otorgar esa ayuda a los venezolanos repatriados?

¿Por qué tenemos desde Mexico que cubrir esa ayuda a los ciudadanos de Venezuela, que tiene las más elevadas reservas de petróleo del mundo?

¿Por qué el beneficio es sólo para los repatriados venezolanos, y no para los de Guatemala, El Salvador, Nicaragua, República Dominicana o Haití?

¿De qué tamaño es el compromiso con el dictador Nicolás Maduro, con quien ya se tienen antecedentes oscuros de otros intercambios, como los de alimentos por petróleo y fondeos cruzados para apoyos electorales en favor de Morena?

¿Acaso no se está prostituyendo un mecanismo social como la tarjeta del Bienestar para hacerla valer más allá de las fronteras mexicanas con controles laxos y sin un padrón definido de beneficiarios?

¿Y qué tal si alguien creó este sistema “humanista” de apoyo a los refugiados de un solo país para tener un mecanismo de lavado de dinero que al final del día será utilizado con otros fines? Electorales, por ejemplo.

No olvidemos las declaraciones de Rocío Jocelyn Hernández Jiménez, la dirigente de Morena que en video denunció que como directora del programa del Bienestar en Sinaloa recibió una orden del brazo derecho del entonces delegado de Morena, Américo Villarreal, quien le pedía que diera por perdidas o robadas las tarjetas del Bienestar para destinar esos fondos a la campaña de Rubén Rocha, el ahora gobernador morenista en la tierra de “Los Chapos”.

Solía decir Juan Gabriel, El Divo de Juárez, que “lo que se ve, no se pregunta”.  Y cuando se detecta la mezcla de “tarjetas” del Bienestar sólo para venezolanos repatriados, en momentos en que se cuestionan los miles de millones que fluyen del contrabando de huachicol desde Estados Unidos, no dejan espacio para evitar el sospechosismo. Aquí podría estarse gestando un “lavado” muy maduro.

Publicidad
Publicidad
Publicidad