FACEBOOK

VISTAS
30 de Junio del 2020

#YoQuéVoyASaber | Nuestros tiempos

Jari Jones es negra, mujer trans, lesbiana, talla grande y modelo para Calvin Klein, algo que en otros tiempos era impensable. Ella representa a una generación que busca darle voz a todos aquellos a quienes por años les han dicho que no existen.
En la publicidad de Calvin Klein está Jari Jones: Mujer, negra, transgénero, lesbiana y talla grande. Para muchos, es demasiado por asimilar. Cada vez escucho a más personas de mi generación decir que en nuestros tiempos todo era más fácil: Niña-rosa Niño-azul Sí, pero ya no son nuestros tiempos... Son los de una generación que pelea por que todos sean representados... Cuando yo tenía 17 años, Calvin Klein sacó esta publicidad: Ahí se llamaba Marky Mark… muchos ahora lo conocen como Mark Walhberg y otros ni siquiera lo conocen. Cuando esa publicidad salió, muchos se volvieron locos. Les parecía una atrocidad ver a un casi adolescente en calzones agarrándose los genitales en un espectacular de 10 metros. ¿Por qué? Porque en sus tiempos, eso no pasaba… Porque sus tiempos, eran otros tiempos… Hoy son los tiempos de personas como Jari, los tiempos de una generación que quiere darle voz a todos, que quiere sentirse identificada, que pelea por tener cada vez más espacios. Y la diversidad que ellos abrazan no deberá ofender a nadie. Si Jari es trans y lesbiana, ¿cuál es el problema? Ella representa a un sector de la población que históricamente ha sido ignorado y atacado. Y Jari, sabe de lo que habla...
View this post on Instagram

There are moments that I heard about, that help you forget when the world told you “Never” !!! . . There are these moments I heard about about that help you heal when the society has tried to beat you down , over and over again. . . There are these very real moments that I heard about that help you feel affirmed even when you don’t see yourself. . . I’ve been searching my whole life for those moments, I got tired of looking for those moments. . . So I decided to create them. Not for me but for the next dreamer, outcast, queer, trans, disabled, fat, beautiful black, piece of starlight waiting for their moment to shine. . . It has been such an honor and pleasure to sit in my most authentic self and present imagery of a body that far to often has been demonized, harassed , made to feel ugly and unworthy and even killed. . . I present this image ,myself and all that my body stands for to my community and chosen family, in hope that they see themselves more clearly than ever and further realize that they are worthy of celebration , of compassion , of love and gratitude. . . - Thank you to @ryanmcginleystudios and the @calvinklein family for a collaboration that will hopefully be a symbol of hope and love during these moments. BLACK TRANS LIVES MATTER!! . . . . #calvinklein #blacklivesmatter #blacktranslivesmatter #transisbeautiful #queer #celebratemysize #actress #honormycurves #pride🌈 #bodydiversity #soho #effyourbeautystandards #curvygirl #curvemodel #influencer #billboard #plussize #plusmodel #influencer #plussizemodel #bodypositive #swimwear #campaign #newyork #melanin #model #ad #sponsored

A post shared by Jari Jones (@iamjarijones) on

“Ha sido un gran honor y un placer sentarme en mi imagen más auténtica y presente en un cuerpo que ha sido demonizado, hostigado, hecho sentir feo e indigno e incluso asesinado”. En Estados Unidos, el año pasado del total de personas trans asesinadas por crímenes de odio, un 91% eran mujeres negras. Por eso, Jari representa a todas ellas que pelean por un espacio que nadie debería negarles. Luchando contra quienes siguen discutiendo sobre cómo deben los demás vivir su sexualidad. Luchando contra quienes los siguen atacando por no pensar igual, por no amar igual. El Diagnóstico Nacional sobre la discriminación a las personas LGBT+ reveló que en México las mujeres trans sufren más acoso, hostigamiento o discriminación en el trabajo, tienen mayor problema para acceder a la educación y son las más agresiones físicas reciben. Por eso, Jari representa a todas ellas que siguen luchando contra quienes quieren imponerles manuales para ser felices. Contra quienes insisten en que usen sólo las etiquetas que se usaban en sus tiempos... Pero es que estos, ya no son sus tiempos.