FACEBOOK

VISTAS
20 de Mayo del 2019

¿Porque no estamos apanicados?

El 24 mayo, el movimiento de Jóvenes por el Clima saldrá a las calles para unirse al clamor internacional en contra del calentamiento global… porque aunque Paty Navidad diga que no existe, la realidad es que el planeta está en llamas y algunos activistas, como Greta Thunberg, piensan que deberíamos estar en pánico. ¿por qué no lo estamos?
“Mi nombre es Greta Thunberg, tengo 16 años, vengo de Suiza y quiero que entren en pánico. Quiero que actúen como si su casa estuviera en fuego”
El mensaje de Greta sobre el cambio climático suena fatalista… pero no hay nada que nos diga que está equivocada. Nuestro planeta está en llamas. En algunos lugares, incluso, literalmente en llamas. Tan solo en México, la semana pasada, la Comisión Nacional Forestal informó que había 53 incendios activos en 16 estados de del país. Del 1 de enero al 25 de abril la Conafor reportó 3 mil 436 incendios forestales en 30 entidades, los cuales afectaron 93 mil 400 hectáreas No solo la gente estaba siendo desplazada por el fuego. También los animales de esas zonas huían despavoridos buscando refugio. Sí, los discursos de Greta pueden parecer exagerados. Pero los números nos dicen que no lo son. Todos los días desaparecen al menos 200 especies de flora y fauna. Una investigación de la UNAM reveló que nos acercamos a una era irreversible de extinción masiva. El estudio calificó la disminución en poblaciones animales como una “epidemia global” y parte de “una sexta extinción masiva en curso” causada, en buena medida, por la destrucción humana de los hábitats animales. Las cinco extinciones anteriores fueron causadas por fenómenos naturales. Sí, los seres humanos somos casi una plaga En nuestro país se deforestan 500 mil hectáreas de bosques y selvas cada año. Y del 2015 al 2018 el número de especies en riesgo de desaparecer aumentó en 400 por ciento. Además, todos los días, tan solo en la Ciudad de México, se generan 13 mil toneladas de basura. Si no te imaginas qué tanta es, es como llenar de basura la plancha del Zócalo a una altura de tres metros. Y qué decir de la contaminación del aire. Lo que respiramos es responsable de una de cada seis muertes a nivel mundial. En 2010, uno de los años más inseguros y violentos en Nuevo León, hubo más muertos por la contaminación que por el crimen organizado. En todo el país, el número de muertes atribuibles a la contaminación del aire en se incrementó casi 60% entre 1990 y 2015. Si esto no es para apanicarse. Hay más. Hoy nuestro planeta es un grado centígrado más caliente que hace años. Y suena poco, pero no lo es. De acuerdo al Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático el aumento de la temperatura generado por la actividad humana tiene un potencial catastrófico para México, por problemas como la pobreza y falta de infraestructura. Si tan solo sube un grado más, eso generaría -entre otras cosas- la desaparición casi total de los arrecifes de coral. Un reporte de la ONU detalla que faltan solo 2 grados para que el calentamiento global sea irreversible. Aun así, a pesar de que los datos nos confirman que el planeta está al borde del abismo Donald Trump y la ultraderecha actúan como si Estados Unidos, el mayor responsable de las emisiones de dióxido de carbono, no fuera parte del planeta Tierra Aún así, a pesar de que los efectos en el clima ya son innegables, en México, la búsqueda de alternativas de movilidad y de generación de electricidad a partir de fuentes renovables no se ve cerca. Aun así, a pesar del cambio climático, del agotamiento de los recursos y del deterioro de las condiciones de vida en la Tierra, no hay pánico. ¿Porque no estamos apanicados?