FACEBOOK

VISTAS
09 de Abril del 2019

Las leyes contra el maltrato animal están bien... solo si se cumplen

En México, casi todos los estados tienen una Ley de Protección Animal, aún así, todos los días vemos casos de maltrato y crueldad
Hace unos días Jalisco aprobó tipificar como delito los actos de tortura, maltrato y crueldad animal. Hubo muchas fotos de perritos sonrientes y de humanos optimistas. No quiero ser aguafiestas, pero no celebraría tanto. Porque el asunto del maltrato animal está lejos de resolverse con solo legislar. En México, la mayoría de los estados cuentan con una Ley de Protección Animal, con diferentes nombres, pero básicamente con el mismo propósito: el de salvaguardar la vida de los animales domésticos y silvestres. El asunto es que –como muchas de las legislaciones en este país- no se cumplen. Simplemente en Nuevo León. En este estado el maltrato animal está tipificado como delito con una penalidad de hasta 6 meses de cárcel desde el 2015, pero en enero del año pasado una noticia estremeció a muchos. En un supuesto refugio Habitat, instalado en Allende, fue descubierto un infierno para decenas de perros rescatados. Su propietario, Luis Marroquín, tenía más de 140 perros en un estado deplorable. Amarrados, sin agua, sin comida, incluso conviviendo con otros perros muertos. La situación fue tan grave que la noticia ocupó las portadas de los medios nacionales e incluso internacionales. Activistas y defensores de los animales lograron rescatar solo a unos cuantos. De los demás nunca se supo más. Se interpusieron denuncias por maltrato y crueldad animal. En ese entonces, el procurador de Desarrollo Sustentable del Estado, Raúl Ricardo Pedraza Rodríguez, confirmó que el refugio Hábitat no contaba con registro. Aseguró que se aplicaría la Ley de Bienestar Animal. Que se haría justicia. Que todo era muy triste… Han pasado 16 meses. De sanciones ninguna. El responsable de la brutalidad no recibió de las autoridades ni una llamada de atención. Todos los días hay una noticia sobre algún tipo de crueldad contra los animales. Apenas ayer una lechuza fue quemada viva en Durango por un tipo que dijo que “era una bruja”. En Saltillo, un hombre apuñaló a un perro. En Cancún, un tiburón vivo es la principal atracción para que los clientes se tomen selfies mientras el animal se asfixia. En Tijuana un adolescente torturó a un gato bebé hasta la muerte. En la Ciudad de México, dos perros fueron lanzados desde la azotea de un estacionamiento. Una diputada propone eliminar a los perros callejeros para acabar con el problema. México ocupa el primer lugar en América Latina en maltrato animal. De acuerdo al INEGI más de un millón de mascotas son maltratadas todos los días. Sí, nuestro país tiene muchos problemas. Las estadísticas de homicidios en febrero rompieron récords. Pero una cosa no exime a la otra. Restarle importancia al maltrato hacia los animales incuba una bomba de tiempo. Si realmente queremos combatir la violencia, una parte de nuestra lucha consiste también en erradicar el maltrato a otros seres vivos. Esta genial que se cada vez se aprueben más leyes que protejan a los animales. Pero estaría mejor aún que se cumplieran. "Cualquiera que esté acostumbrado a menospreciar la vida de cualquier ser viviente está en peligro de menospreciar también la vida humana" Albert Schweitzer, Premio Nobel de la Paz 1952.