FACEBOOK

VISTAS
15 de Abril del 2020

Las lecciones del Covid19

La verdad es que si ponemos atención, la vida nos está poniendo enfrente un montón de lecciones que, si aprendemos, podremos salir de esto mucho mejores que como entramos, pero yo que voy a saber.
Seguramente todos nos hemos topado con este texto En las entrañas de ese mensaje, más allá de la falsa superioridad moral que implica, hay un terrible desentendimiento de lo que estamos viviendo. Porque estamos en una crisis sanitaria, no en un curso de verano. Pero además, porque con este aislamiento hay un montón de cosas que podemos aprender y que nada tienen que ver ni con libros ni con manualidades ni con falsos emprendedurismos. El mensaje del texto ese viral, que supongo pretendió ser un motivador, me parece más bien desalentador. Sobre todo porque me confirma que muchos realmente creen que este confinamiento es una especie de vacaciones aburridas, en el que tenemos muchísimo tiempo libre el cual debe ser utilizado de la mejor manera posible. Pero pues... ya lo han dicho muchas veces que NO SON VACACIONES. Pero además de eso, si se detuvieran un solo momento a mirar a su alrededor, podrían darse cuenta que las lecciones están ahí afuera, no en la antología completa de escritores escoceses contemporáneos ni en las clases de mandarin online. La vida nos está poniendo enfrente todo un catálogo de nuevas tareas por aprender. Asignaturas que, si aprobamos, harán que el mundo que nos espera después del Covid19 sea de verdad mejor. Podríamos, por ejemplo, aprender a ser menos egoístas y soberbios con los animales. Porque hemos sido un virus para ellos, una verdadera pandemia que ha devastado sus hogares y hogares que ahora que no estamos están recuperando. Pero un día saldremos a las calles otra vez y los volveremos a relegar. Les volveremos a quitar lo que ya era suyo. Podríamos al menos aprender a convivir. Esa sería una buena habilidad para desarrollar. O podríamos finalmente prestarle atención al medio ambiente que en este confinamiento nos muestra cómo pueden ser las cosas. O quizá ser más solidarios, como hemos demostrado que podemos ser. Es un hecho que de esta crisis saldremos diferentes de cómo entramos. Esta crisis nos va a cambiar queramos o no. Saldremos menos y saldremos distintos. De nosotros depende empezar de nuevo siendo mejores o solo hablando mandarín y con cuatro libros leídos.