FACEBOOK

VISTAS
26 de Mayo del 2020

#YoQueVoyASaber | La realidad deforme

Para muchos de los mexicanos que continúan haciendo su vida social sin ningún cuidado, es más creíble que un listón rojo sobre la panza de una embarazada evite que el bebé nazca con alguna deformidad a que exista un virus que causa la muerte.
Si estás embarazada y hay un eclipse, listoncito rojo en la panza para que la criatura no vaya a nacer deforme. Si nos da empacho, hay que untarse aceite de oliva en el pecho. A un arcoíris no se le debe señalar nunca con el dedo porque salen mezquinos y ni hablar de ver un gato negro cruzar la calle porque hay que prepararse para las terribles cosas que nos pasarán. En nuestro país, todas esas cosas se toman con más seriedad que la simple y sencilla idea de que exista un virus mortal. Eso, seguro es mentira. Esta semana, en algunos lugares del país comenzó de a poco el regreso a “la nueva normalidad” social, comenzaron a abrir algunos restaurantes, se permitió el acceso a parques y se relajaron un poco las medidas de convivencia social. Pero para mucha gente eso es irrelevante, porque esa normalidad nunca se fue. Durante los casi 70 días que llevamos en esta contingencia, muchos, más de los que uno pensaría, no modificaron en nada sus rutinas sociales. Algunos incluso, gozaron de más libertades para salir y convivir gracias al trabajo en casa. La opción de no ir a la oficina, fue para ellos una oportunidad para tener más tiempo libre. Reuniones en casa, vueltas al super, salidas a comer… la vida fluyendo maravillosamente. Cero temor. Porque, ¿temor a qué? si todo es una conspiración del nuevo orden mundial. ¿Conoces a alguien que haya muerto de Covid19? ¿Has visto algún enfermo? Con esas simples preguntas, eliminaron el riesgo. Poco les importó si el gobierno daba cifras de muertos y contagios, exactas o no. Poco les importó si el popular Subsecretario de Salud insistió en no relajar los cuidados. Poco les importó si el New York Times publicó una portada con mil nombres y sus mil historias de muertos. Eso no importa, lo que importa es ir por pizza para el día del niño, es ir por flores para el día de las madres, es buscar y comprar cerveza y hacer una reunión en casa. Porque los mexicanos somos así, porque los hijos, la madre, la familia y los amigos no se pueden dejar de lado. Ni siquiera cuando el nuevo orden nos quiere impedir que convivamos. Ellos son reales. Hoy es 26 de mayo. La secretaría de Salud reportó ayer que México supera los 70 mil casos de COVID-19. En 24 horas se registraron 239 nuevas muertes. Su cifra oficial es de 7,633 personas que han muerto a causa del virus. Pero no importa si los números son más o son menos, porque hay un gran sector de la población que tiene un enorme listón rojo frente a los ojos… pero su realidad es la que está deforme.