FACEBOOK

VISTAS
31 de Julio del 2019

No hemos entendido nada de periodismo

El periodista Diego Salazar habló con Aristegui sobre su nuevo libro, “No hemos entendido nada” y nos introduce a la realidad que enfrenta el periodismo.
Facebook, Twitter y Google aparecieron en 2006, o sea ayer, dice el periodista Diego Salazar a su colega Carmen Aristegui. Pero qué bárbaro, cómo le han cambiado la jugada a los medios de comunicación. Con la llegada de la revolución digital el modelo de negocio que permitió la subsistencia y la aparición del periodismo como lo conocemos ya no existe. Los cheques de la venta de publicidad ya no llegan a los periódicos, ahora se quedan en las grandes empresas tecnológicas. Así lo asegura Diego Salazar quien dice que a principios del 2018, por cada nuevo dólar que ingresaba por publicidad digital en el mercado estadounidense, 99 centavos iban a parar a Google o Facebook. Es decir sólo 1 centavo se iba todos los otros medios. Esto ha obligado a los medios a encontrar la manera de subsistir y de satisfacer las necesidades de la audiencia. Y esto nos lleva al modelo de las suscripciones. Salazar opina que los medios son parte de la industria del entretenimiento porque son una manera de “pasar el tiempo”. Esto implica para los usuarios la distinción no es si pagas por Reforma, El Universal o El Financiero, la distinción es si pagas por estos o por Netflix y Amazon Prime. Y es que en la era del internet hemos dejado de hablar de noticias y artículos para pasar a hablar de contenido. Y ahí surge una confusión porque aunque Youtube, Facebook, Instagram y Twitter pueden servir para hacer periodismo, no todo el contenido es periodismo. Según Daniel Salazar lo que diferencía a la nota periodística de todo lo demás es la verificación y el contexto. Sin eso, somos exactamente iguales a cualquier usuario de redes sociales que dice cualquier tontería. El autor del libro “No hemos entendido nada” concluyó diciendo que esto se trata de una transición, no cree que esta realidad vaya a ser “lo normal”. Y es que Twitter y Facebook como los conocemos tienen apenas 13 años. Si uno revisa crónicas de la invención del fonógrafo, de la televisión, de la radio la gente también tenía miedo.