FACEBOOK

VISTAS
03 de Mayo del 2019

Enredados y, ¿censurados?

Para combatir las fake news, el odio y la desinformación, las grandes compañías de las redes sociales iniciaron una limpia - aunque se lleven de encuentro a unos cuantos

¿Qué pasó?

Este jueves por la noche, el canal de YouTube del periodista Julio Hernández López, fue vetado de YouTube. Esto provocó una ola de indignación en Twitter y posicionó a Hernández López -mejor conocido como Julio Astillero- como trendig topic número 1 a nivel nacional y 25 a nivel internacional. Para los que no lo conocen, Hernández López es columnista del periódico La Jornada, conductor en Radio Centro 97.7 FM y conocido comentador de temas de política nacional en las redes sociales. La revista Forbes lo nombró tercero en la lista de los periodistas más influyentes en Twitter, en el 2015.

¿Por qué fue vetado?

El canal de YouTube de Astillero fue suspendido por violar los Términos y Condiciones de la plataforma propiedad de Google. No se conoce a detalle qué exactamente fue lo que transgredió, pero sucedió luego de que publicó una larga conversación con el controvertido analista Alfredo Jalife, en la que discutían temas recientes de la política nacional.

¿Cuál es el contexto?

La creciente influencia de comunicadores en las redes sociales (periodistas, YouTubers, tuiteros…) frente a comunicadores de los medios tradicionales, combinado con la una campaña de las principales redes sociales (YouTube, Facebook, Twitter e Instagram) para mitigar el extremismo, el discurso de odio y la desinformación (Fake news) en estas plataformas.

A todo esto, ¿quién es Jalife y por qué es tan controversial?

Alfredo Jalife lleva años ofreciendo su opinión sobre política nacional e internacional en diversos espacios, entre los que destacan medios de comunicación como Russia Today y Sputnik News. En tiempos recientes cobró notoriedad debido a su exclusión de Twitter, la cual nunca fue aclarada por la compañía, pero que simpatizantes en redes sociales atribuyen a sus polémicos mensajes en los que se lanza contra periodistas, intelectuales, políticos y líderes de opinión críticos de Andrés Manuel López Obrador. Aunado a esto, a finales de abril, durante una de las conferencias matutinas de López Obrador, un periodista le preguntó al presidente su opinión sobre el profesor de posgrado de la UNAM en Globalización y Geopolítica, a la cual el mandatario contestó escuetamente: “es buena persona”. Fue entonces interrogado adicionalmente sobre si incorporaría a Jalife a su equipo de gobierno. López Obrador evadió la pregunta. Pero Jalife no es cualquier informador. Porque días después de dicho suceso, 140 personalidades enviaron una carta al presidente para pedirle no considerar al politólogo como parte de su equipo. “Alfredo Jalife es el representante extremo del discurso del odio en las redes sociales mexicanas. Su método no es el debate sino la infamia, el insulto, la amenaza y la calumnia. Las mujeres han sido blanco de sus vejaciones y acosos. La homosexualidad es objeto de sus expresiones degradantes. Con frecuencia recurre a la discriminación racial y religiosa, en especial contra personas de ascendencia judía. Twitter suspendió su cuenta para no prestarse a su bajeza. México necesita un clima de respeto, tolerancia y conciliación, no de confrontación ni encono”, señala la misiva firmada por Claudio X. González, Enrique Krauze, Jorge Castañeda, Jesús Reyes Heroles, Arturo Ripstein, Xavier Velasco, Juan Villoro, Héctor Aguilar Camín, Salvador Camarena y muchos más.