FACEBOOK

VISTAS
14 de Febrero del 2019

Divorcio presidencial: La ilusión de la silla

El divorcio de Peña Nieto y la Gaviota no es porque se acabó su contrato como las malas lenguas dicen… no, no. Quizá esta sea la teoría verdadera de su separación
Que La Gaviota y Peña Nieto anunciaran su divorcio no sorprendió a nadie, pero eso pasó porque ella nunca mostró aspiraciones políticas. via GIPHY Sí, es que parece que para que las parejas políticas duren, la única ilusión que ellas deben tener es ocupar la silla presidencial. Lo vimos con los Kirchner en Argentina. Entre los dos, gobernaron al país pampero durante 12 años, 6 meses y 15 días. via GIPHY Lo vimos también con los Clinton en Estados Unidos. Bill gobernó durante 8 años a nuestros vecinos Y Hillary estuvo a nada de meter a otro Clinton a la Casa Blanca via GIPHY Y en México ya comprobamos esa teoría no una, si no dos veces Primero con Martita, quien aunque no tuvo ningún puesto oficial. Todos sabemos quién mandaba ahí. Y después, con Margarita. Quien aunque fracasó en su intento de conseguir la silla, no claudica en su lucha por lograrlo. Quizá si las aspiraciones de la ex primera dama fueran más políticas y menos dramáticas, esa parejita habría durado más.