16 de septiembre 2021

14 de enero 2021

Tecnología

¿Por qué tanto ‘show’ con WhatsApp?

WhatsApp y su compañía madre -Facebook- tuvieron una muy mala semana. Y es que en estos últimos días estalló una confusión alrededor del mundo luego de que la aplicación anunciara lo que parecían políticas de privacidad invasivas. La crisis fue tal que se registró un éxodo masivo de usuarios de WhatsApp a otras aplicaciones similares […]

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

WhatsApp y su compañía madre -Facebook- tuvieron una muy mala semana.

Y es que en estos últimos días estalló una confusión alrededor del mundo luego de que la aplicación anunciara lo que parecían políticas de privacidad invasivas. La crisis fue tal que se registró un éxodo masivo de usuarios de WhatsApp a otras aplicaciones similares como Telegram y Signal.

El principal rumor que circuló es que la aplicación de mensajería instantánea ahora obligará a sus usuarios a entregarle sus datos personales a Facebook, la compañía dueña de WhatsApp. Eso no es completamente verdad. Y aunque la preocupación es justificada -ahora te diremos por qué-, tampoco hay razón de alarmarse tanto.

La confusión puede atribuírsele a la creciente desconfianza que le tiene el público a Facebook, combinada con a una pésima estrategia de comunicación de la empresa estadounidense, la cual busca convertir a WhatsApp en una mega app donde los usuarios puedan interactuar con comercios.

¿Qué pasó exactamente?

Las políticas de WhatsApp sí cambiaron pero no precisamente para darle más poder a Facebook sobre los datos identificables de miles de millones de usuarios. La realidad es que Facebook ya recolecta bastante información sobre lo que la gente hace en WhatsApp. ¿Por ejemplo? Facebook conoce tu lista de contactos, con qué frecuencia abres la aplicación, la resolución de tu pantalla, tu ubicación aproximada y mucho más.

De acuerdo con la propia empresa, esta información es utilizada para asegurarse de que WhatsApp “funcione correctamente”. También sirve para que Facebook pueda mostrarte publicidad dirigida específicamente a ti con mayor precisión – y para muchos otros propósitos que no conocemos con detalle porque la compañía no lo ha transparentado aún.

¿Qué no puede hacer Facebook?

Facebook no puede conocer el contenido de tus mensajes, audios o llamadas porque las comunicaciones en WhatsApp están cifradas- y lo seguirán estando. Esto significa que la información está revuelta de tal manera que solo es posible accederla por quien la envía y por quien la recibe. La compañía dice no guardar registros de quién llama a quién en WhatsApp y asegura que los contactos de WhatsApp no son compartidos con Facebook.

¿Entonces qué cambió?

La razón por la que WhatsApp notificó a sus usuarios sobre las nuevas políticas de privacidad es que Facebook está intentando convertir a la aplicación en un sitio en donde uno pueda interactuar con comercios – algo así como la mega app WeChat en China.

Las nuevas reglas cambiaron para que las transacciones comerciales entre varias apps de Facebook puedan funcionar. Por ejemplo, unos zapatos que ves en Instagram y luego te aparecen en WhatsApp, donde podrás comprarlos directamente, o viceversa.

Entonces, en realidad, no mucho cambió. Al menos no por ahora. Facebook sí va a requerir más datos de sus usuarios, pero solo cuando estos lleguen a utilizar las nuevas funciones.

La cuestión fue que Facebook no hizo un buen trabajo al comunicar sus cambios. Y para acabarla, lo hizo justo cuando se encuentra en el ojo del huracán tras el rol que ha jugado la empresa de Sillicon Valley en la actual crisis política de Estados Unidos.

De acuerdo con Gennie Gebhart de la Fundación de Fronteras Electrónicas (EFF, por sus siglas en inglés), lo sucedido esta semana alrededor de WhatsApp también refleja el gran problema de las leyes de privacidad: nadie las entiende y la gente está harta de eso. Y el hecho de que una compañía valorada en más de 700 mil millones dólares no pueda explicarlas bien solo viene a confirmar el problema.

Aquí puedes leer las aclaraciones de WhatsApp sobre sus nuevas políticas de privacidad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad