FACEBOOK

VISTAS
18 de Septiembre del 2019

La nueva ‘Suprema Corte’ de Facebook

Ahora, la red social más grande del mundo contará con un consejo de supervisión supuestamente independiente que revisará sus políticas de contenido
Finalmente, un contrapeso a Mark Zuckerberg. Este miércoles, Facebook anunció la creación de un Consejo de Supervisión que revisará apelaciones a sus políticas de contenido y hará recomendaciones de cambios. En su documento de constitución, la compañía establece que el cuerpo -en teoría independiente- tomará decisiones que deberán ser cumplimentadas. “Las decisiones del consejo serán obligatorias, aún si yo o quien sea en Facebook no esté de acuerdo con ellas”, escribió Zuckerberg en una carta que acompañó al anuncio. El Consejo de Supervisión, que comenzará a ser formado este año y que recibirá compensaciones de un fondo establecido por Facebook, comenzará a revisar casos durante la primera mitad de 2020. Tomando en cuenta el control abrumador de Zuckerberg en las votaciones en la compañía, y el hecho de que su consejo directivo reúne a muchas figuras leales a él -como la COO Sheryl Sandberg y el inversionista Peter Thiel-, el Consejo de Supervisión podría asegurar que el CEO no siempre tenga la decisión final sobre el funcionamiento de Facebook. A primera vista como un cambio en la dirección correcta; sin embargo, advierte el sitio Tech Crunch, el nuevo comité podría servir para proteger a Zuckerberg y a Facebook de escrutinio y regulación. El Consejo de Supervisión podría eliminar cualquier culpabilidad por errores en políticas sobre censura o prejuicios políticos por parte de ejecutivos de Facebook. También, indica el medio, podría servir como excusa frente a agencias reguladoras que investigan a la compañía por prácticas monopólicas, ya que esta podría afirmar que el Consejo de Supervisión significa que no es completamente libre de buscar ganancias económicas sobre lo que es justo para la sociedad. Finalmente, existen preocupaciones sobre cómo se conformará este Consejo de Supervisión. Porque, según su acta constitutiva, Facebook mismo escogería a los primeros miembros y luego trabajaría con ellos para elegir al resto del consejo. “Facebook apoyará el consejo en la medida que las peticiones sean técnica y operacionalmente posibles y consistentes con la distribución de recursos de Facebook”, señala la compañía. Así que, cuando un usuario esté en desacuerdo con cómo Facebook aplica una de sus políticas y con el resultado de una apelación al equipo interno de moderación de Facebook, podrá pedir otra apelación al Consejo de Supervisión. Por ejemplo, cuando alguien no está de acuerdo con el rechazo de Facebook de considerar un contenido como discurso de odio, bullying o pornografía. ¿Y por qué algo así? “Con una comunidad de más de 2 mil millones de personas alrededor del mundo, en todos los países, donde hay normas sociales y culturales muy diferentes, no me queda claro que nosotros, sentados en una oficina aquí en California, somos los más indicados para siempre determinar qué políticas deberían aplicar para la gente de todo el mundo”. Eso dijo Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, en entrevista con Vox en abril del año pasado. “Imagina un tipo de estructura, casi como una Suprema Corte, que esté compuesta de gente independiente que no trabaja para Facebook, quienes tienen el juicio final sobre qué es aceptable en una comunidad y qué refleja las normas sociales y los valores de las personas alrededor del mundo”. Y de ahí nació el nuevo Consejo de Supervisión de Facebook. Ahora, el tiempo dirá si supervisará en favor de los usuarios… o de la compañía.