FACEBOOK

VISTAS
13 de Marzo del 2020

Vacunados contra el COVID-19

La Secretaría de Salud dijo que aún no es necesario tomar medidas restrictivas para controlar el contagio de COVID-19. Pero entidades públicas y privadas como el municipio de San Pedro, el Tec de Monterrey y la UNAM ya se adelantaron y anunciaron acciones de prevención.
En centros penitenciarios de Nuevo León tomaron medidas preventivas contra el coronavirus. Tras reportarse el primer caso en el estado, anunciaron un protocolo sanitario para los reclusorios. Se dotó de material médico para realizar revisiones a las visitas y a los internos, así prevenir que el virus no entre en las instalaciones. Y por precaución a quienes presenten síntomas se les negará el acceso. Estas medidas fueron tomadas a pesar de que las autoridades sanitarias dicen que aún no es necesario. Hugo López-Gatell, subsecretario de salud, señaló que aún no entramos en la etapa dos del protocolo de contingencia. Hasta esta segunda fase, la de transmisión comunitaria, es en donde se darán las instrucciones para reforzar las medidas de prevención. Pero en Nuevo Léon los penales no quieren esperar… y no son los únicos El municipio de San Pedro suspendió los eventos públicos municipales hasta nuevo aviso. También recomendó las suspensión de eventos de terceros que se realicen en sitios del municipio como carreras y conciertos; y los eventos privados tales como bodas y quinceaños. Esto se anunció después de que San Pedro confirmó el primer caso de Covid-19. Algunas universidades también se adelantaron a la instrucción del gobierno, como el Tec de Monterrey que canceló clases presenciales a partir del martes 13 de marzo y especificó que continuarán virtualmente a partir del lunes 16 de marzo. Y la Universidad Autónoma de México informó que aunque aún no cancelarán las clases, sí reducirán el número de eventos masivos en lugares cerrados. El Senado de la República también tomó acciones preventivas. Sin embargo, el encargado de atender la epidemia no está de acuerdo. “Recomendamos no producto del pánico, ya sea de las personas, o de las personas que dirigen instituciones escolares, sitios de empleo, etcétera, se empiecen a tomar decisiones precipitadas en un momento que no son necesarias o no son indispensables, porque lo único que van a causar es desgastar la utilidad de la medida de salud pública porque se aplica en una condición que no contribuye al manejo de la epidemia”, dijo López-Gatell.