FACEBOOK

VISTAS
22 de Mayo del 2019

¿Y si planean su vida sexual?

México ocupa el primer lugar en América Latina de embarazos en adolescentes, una estadística que demuestra que las prohibiciones relacionadas al sexo no funcionan
México ocupa el primer lugar de embarazos en adolescentes en toda América Latina. De acuerdo a la Encuesta Nacional de la Juventud 2015, el 49 por ciento de los jóvenes mexicanos no utiliza métodos anticonceptivos en su primera relación sexual. El 11.2 por ciento porque su pareja no quiso y el 9.3 porque dijo desconocer las alternativas contraceptivas. Y entre la desinformación y la poca confianza que los adolescentes pudieran tener para acercarse a sus padres o con algún especialista que los oriente, entonces actúan sin pensar. “En la adolescencia eso es muy común, realmente no piensan, simplemente hacen. No se cuestionan y cuando se presenta la oportunidad hacen sin pensar, se arrepienten y se embarazan, o lo que sea”, dice Ana Isabel Hernández, terapeuta y Educadora de la Sexualidad. Entonces, la especialista recomienda que los jóvenes planeen su vida sexual igual que como lo hacen con su futuro universitario o profesional, por ejemplo. “Es un poco como ‘¿cómo quiero vivir mi vida sexual?’. No tengo que definir todo, pero sí ir cuestionándome qué es importante para mí conforme voy viviendo mi adolescencia y mi entrada a la adultez”, indica. Pero para esto es muy importante el acompañamiento de los padres y que estén dispuestos a generar una comunicación fácil. “Porque mi silencio importa y lo que diga importa, lo que apruebe importa y lo que rechace importa, entonces yo necesito saber cuál quiero que sea mi postura como papá o como mamá en esto”, dice Ana Isabel Hernández. Al hablar con los hijos, papá o mamá pueden generar que reflexionen sobre el riesgo de un condón roto o de la forma de contagio de alguna infección. Es decir, cómo poder medir y enfrentar las consecuencias de lo que hagan o dejen de hacer. “Hay muchísima información entorno a la adolescencia que es importante saber y si ya encontré orientación y guía, voy y la tomo y la ofrezco a mi hijo, que pueda ser algo que le sirva y nos sirva a todos”, puntualiza la terapeuta y Educadora de la Sexualidad. Eso se encuentra en libros especializados, acudiendo a terapia o a cursos que inviten a los jóvenes a que vean la sexualidad como parte de su ser, pero que muchas veces es regida por creencias familiares o sociales muy arraigadas. Hernández es una especialista que se ha acercado a los adolescentes a través de charlas y talleres para que descubran cómo es que la autoestima, la asertividad y los valores son la pauta para vivir la sexualidad de una forma u otra, con consecuencias positivas o negativas.