FACEBOOK

VISTAS
27 de Mayo del 2020

PIN Parental, ¿por qué importa?

En Nuevo León hay un gran debate sobre si los padres deben o no autorizar lo que sus hijos pueden aprender en la escuela sobre temas que contradicen sus creencias morales o religiosas. Ese permiso es el famoso PIN Parental, y está próximo a ser votado en el Congreso estatal.
Los padres de familia de Nuevo León podrían bloquear o desbloquear los contenidos sobre educación sexual, reproductiva y de género que reciben sus hijos en la escuela. Y la clave es el PIN Parental. Esto lo describe un proyecto de reforma a la Ley Estatal de Educación presentada en enero del año en curso. Esta ya fue aprobada en comisiones, pero está próxima a ser votada ante el pleno del Congreso. De ser aprobada los padres y tutores tendrán derecho de prestar su autorización, o mejor llamado PIN Parental, sobre el contenido de las clases que se impartan en las escuelas y sean contrarios a sus “convicciones éticas, morales o religiosas”. Las escuelas deberán recabar por escrito el consentimiento o PIN Parental, con 30 días de anticipación a la impartición de talleres y pláticas impartidas por organizaciones externas. Y también, al inicio del curso, deberán entregar a los padres un informe del programa educativo, para elegir con libertad sobre los contenidos que aprenderán sus hijos en las aulas. La propuesta fue presentada por el Diputado Juan Carlos Leal, del Partido Encuentro Social, quien ha sido señalado por sus comentarios racistas, homófobos y sexistas. Mismos que en 2019 le costaron la expulsión del partido y la bancada de Morena. Uno de sus posicionamientos más polémicos fue respecto a las mujeres. Él señaló que las leyes que buscan combatir la violencia de género solamente dan “privilegios” a las mujeres. En su propuesta del PIN Parental Leal fundamenta que el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, dice que “los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”. Y dice que su propuesta pretende homologar la Ley Estatal con este artículo de carácter universal. Sin embargo, Defensores de los Derechos Humanos e iniciativas ciudadanas como #NoAlPinParental, argumentan que la reforma es inconstitucional. Principalmente porque contradice a la Ley Federal de Educación, reformada en 2019, que incluye dentro de los contenidos obligatorios a impartir: la educación sexual integral junto a otros temas como la perspectiva de género, la salud reproductiva y la diversidad. Pero además de eso, el Director del Centro de Derechos Humanos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, señala que este proyecto sobrepone la tutela de los padres sobre los derechos de los niños. Y negar a los niños el derecho de saber que las cosas existen, independientemente de las creencias en casa, podría tener graves consecuencias como aumentar el embarazo adolescente, incrementar enfermedades de transmisión sexual, violaciones, abuso sexual, y violencia contra la mujer. Rubén Ávila, defensor de los derechos reproductivos, señala que bloquear la educación solo genera que los estudiantes no tengan la posibilidad de criticar lo que encuentran en internet, y con ello, pierden el poder de tomar decisiones informadas. Esta reforma educativa será votada el viernes 29 de mayo en el Congreso Local de Nuevo León. ¿Y tú qué opinión tienes sobre el Pin Parental?