FACEBOOK

VISTAS
10 de Junio del 2019

Norberto, entre la impunidad y la impotencia

A Norberto Ronquillo lo secuestraron y aunque su familia pagó el rescate, lo mataron. Tenía 22 años y en 2 días recibiría su título como Licenciado en Mercadotecnia
El secuestro como un delito a la alza, la negligencia, la burocracia y el nivel de crueldad de los delincuentes, queda al descubierto en la historia de Norberto. El martes 4 de junio, Norberto fue secuestrado al salir de la escuela. Eran las 9 de la noche. El joven no llegó a su casa, pero sí llegó una llamada de los secuestradores. Pidieron 5 millones de pesos. La familia pagó el rescate. Les dijeron que liberarían a Norberto en Tlalpan, pero no fue así. Entonces la madrugada del 5 de junio la familia denunció ante las autoridades. La madre de Norberto asegura que en la Procuraduría no atendieron el caso con prontitud. Por eso familiares y amigos del estudiante salieron a las calles a exigir respuestas. Organizaron una marcha y movieron el hashtag, #NosFaltaNorberto. Gracias a la presión social lograron ser recibidos por la procuradora de justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy. Pero fue tarde. Cinco días después de haber sido secuestrado Norberto fue encontrado muerto en un paraje en Xochimilco. Las autoridades creen que lo mataron el mismo día que se lo llevaron. En México, el secuestro es un delito que va en alza. Mientras que en los primeros 4 meses del año pasado se registraron 428 plagios. De enero a abril de este año sumaron 530 secuestros. Pero estas sólo son cifras y detrás de cada número hay una historia... como la de Norberto.