FACEBOOK

VISTAS
09 de Mayo del 2019

¿Niño rebelde o protector?

El hijo de los duques de Sussex, Meghan y el príncipe Harry, finalmente llegó al mundo, y aunque tiene poco de nacido, la Numerología revela cómo serán sus primeros años de vida y la relación que tendrá con sus padres
El bebé esperado llegó. Archie Harrison Mountbatten-Windsor, hijo de los duques de Sussex, Meghan y el príncipe Harry, nació el 6 de mayo de 2019, fecha que ha marcado su vida con una peculiaridad numerológica. Con la Numerología como herramienta predictiva podemos saber cómo es una persona, sus aptitudes y cuáles serán los retos que le toca experimentar a lo largo de su vida. Archie, por su Camino de Vida 5 (que se obtiene de la suma de su fecha de nacimiento completa reducida a un dígito), será un niño atractivo, inteligente y creativo. Pero también muy inquieto, querrá verlo y experimentarlo todo, así que sus papás deberán tenerle toda la paciencia para educarlo con disciplina y mucho cariño. Y aunque de niño se le vea intranquilo, más tarde, en la adolescencia, mostrará su verdadero carácter; todo dependerá de cómo sea educado. Si Harry y Meghan lo disciplinan rígidamente, entonces podría ser rebelde, agresivo e indisciplinado. Y si se siente agobiado o reprimido por una disciplina excesiva en casa, quizá tienda en su juventud a abandonar el hogar. Porque además, un Camino de Vida 5 ama la aventura y la libertad, florece en un medio en donde hay expansión y movimiento. La rutina y la monotonía lo ‘matan’ o se vuelve huraño. Así que será interesante ver a qué actividades dedica su tiempo libre, pues de eso dependerá que encuentre el equilibrio interior y lo veamos como el duque amigable y simpático y no en el joven rebelde, impulsivo, impaciente y hasta agresivo. La energía 5 de Archie se verá empujada o complementada por el 6 que le da su día de nacimiento y también la energía numerológica que da el total de las letras de su nombre. Un niño dulce que colma de amor y protección a los suyos. Y ya lo vimos con la primera declaración de su madre, Meghan, duquesa de Sussex, cuando presentó a su hijo dos días después de haber llegado al mundo. “Tiene un temperamento muy dulce, es muy calmado… ¡Ha sido un sueño!”, dijo emocionada. Quienes tienen la energía 6 en posiciones clave de su mapa numerológico y el nombre, como Archie, son personas muy amorosas, sensibles, emotivas, románticas e idealistas. Saben conservar la calma en situaciones difíciles, perciben las dificultades y necesidades de los demás y les preocupa el bienestar de los otros, en especial el de su propia familia. Además, ese niño inquieto 5 tendrá rasgos de ingenuidad, timidez y posiblemente sea muy influenciable, características que vienen de su 6. Sus papás deberán vigilar de cerca sus amistades. En la Numerología predictiva, el 5 y el 6 son energías que juntas representan un desafío, así que Archie o logra equilibrarlas o estará en lucha constante pasando de una a otra. Por lo tanto, ese 5 amante de la libertad y con la firme creencia de que cada quien debe responsabilizarse de sus propios conflictos, en algún momento podría querer consagrarse a su familia para colmarla de amor y protección, anteponiéndola a su vida e intereses. Y es que una energía 6 en su vibración no tan favorable carece de ideales, descuida sus obligaciones, provoca inseguridad emocional y hace que la persona tienda a sobreproteger o a dar de más a las personas que quiere. Por si fuera poco, para un 6 la vida en soledad es muy difícil de aceptar y soportar, por eso a menudo en una relación tolera más de lo que debiera. Algo totalmente opuesto a lo que pide una vibración 5.

La relación con sus padres

El príncipe Harry es del 15 de septiembre de 1984, así que su número personal también es un 6 (por el 15 reducido a un dígito), igual que la primera etapa de vida que está por terminar este año, así que ese amor que mostró al presentar a su hijo no sorprende. “La paternidad es increíble, solo han pasado dos o tres días, pero estamos muy emocionados por tener a nuestro pequeño pedacito de alegría, pasando ratos preciosos mientras comienza a crecer”, dijo a los medios. El Camino de Vida 1 de Harry y 5 de Archie harán que ambos se comprendan instantáneamente, entre ellos habrá una complicidad de por vida. Cosa que será muy diferente entre el pequeño y su madre, Meghan. Ella tiene un Camino de Vida 4 (que proviene del 22), así que entre ellos la relación será un desafío, complicada. Llevarse bien representará un gran reto y muchas veces habrá malos entendidos, porque se romperá la comunicación. Vínculos como el de ellos vienen a trabajar la tolerancia, la paciencia, la fortaleza de espíritu y el entendimiento. Y es que no debemos perder de vista que la estructura y rigidez que le da a Meghan el 4 de su día de nacimiento, el 11 de su nombre le pone la cereza al pastel al llevarla a establecer estándares muy altos entre sus seres cercanos.

Sus primeros 31 años

Al pequeño Archie le tocará vivir durante sus primeros 31 años una etapa de vida 11 que, de acuerdo a la Numerología predictiva, es la posibilidad de vivir en la infancia momentos de tensión y presión, ya sea porque es testigo de peleas o traiciones en su círculo familiar y social más cercano, o porque el pequeño vive un nivel de exigencia muy grande. Personas como Archie, que les toca vivir una energía 11 durante sus primeros años de vida sienten que se les exige mucho y esto les da la sensación de no ser amados ni valorados, por eso se esfuerzan excesivamente para cumplir las expectativas de los demás, sobre todo de mamá, una mujer que puede ser muy controladora porque de niña fue dominada totalmente. O puede ser que el hijo perciba que su madre carga con grandes demandas y exigencias, y la vida es injusta con ella. Con esta energía, Archie por 31 años podría luchar entre dos realidades: una vida llena de exigencias de imagen y distinción que en su caso es a la que pertenece, y otra vida en la que sueña pertenecer que, si nos basamos en su número de Camino de Vida 5, seguramente es una totalmente libre, sin ataduras. Con esa adaptabilidad y sociabilidad que también le da el 5 del Camino de Vida, más la generosidad, desinterés y romance que le da el 6 por su Día de Nacimiento, Archie probablemente pase por muchos momentos en que idealice situaciones y amores platónicos, pero todos esos sueños tendrá que dejarlos de lado porque ese 11 de su primera etapa de vida lo llevará a no poder hacer lo que siente y quiere. Además, podría vivir traiciones, engaños, desamores dolorosos, ansiedad, cargar con grandes responsabilidades y hasta de vivir situaciones incómodas y difíciles. Pero el pequeño Archie aún tiene pocos días de nacido. Permitamos que la felicidad que ha provocado su nacimiento perdure mientras somos testigos de su evolución.