FACEBOOK

VISTAS
09 de Mayo del 2019

Los muertos de Facebook

Una estrategia exclusivamente comercial del cuidado de la información plantea serios riesgos éticos y políticos que obligan a discutir el tema, concluye estudio
Para mediados de siglo, la experiencia para los usuarios en Facebook será muy diferente. Y no solo se tratará de una interfaz mucho más sofisticada y con nuevas modalidades, sino de la naturaleza de la gran mayoría sus “usuarios”. Bueno, no precisamente usuarios. Más bien, Facebook será muy distinto a hoy porque la mayoría de sus perfiles no serán de gente viva, sino de personas fallecidas. Esto, de acuerdo con un estimado -bastante conservador- parte de un estudio publicado por académicos del Instituto de Investigación de Oxford, el cual buscaba calcular cuántos perfiles en la plataforma pertenecerán a personas muertas antes de 2100. Basados en proyecciones de crecimiento de los usuarios de Facebook, que ubicaron en 13% anual, los investigadores calcularon que, para fines de siglo, podría haber más de 4.9 mil millones de “perfiles muertos” en la red social. Para Carl Ohman, co-autor del estudio, la exactitud de la cifra no es lo más relevante, reportó Fast Company. Lo más importante, afirma, es la necesidad de la sociedad de decidir cómo una compañía privada deberá manejar lo que será una compilación sin precedentes de actividad humana. Actualmente, Facebook dice que existen cientos de miles de “perfiles memorializados”. Con este términos se refiere Facebook a los perfiles de usuarios fallecidos que luego son convertidos en una interfaz para recordar sus vidas. “Nunca antes en la historia se había creado un archivo tan vasto del comportamiento humano que cubre prácticamente todos los continentes. Sin embargo, toda esta información está escondida, controlada por una compañía privada sin transparencia, sin seguridad, y básicamente bajo el único principio de maximizar sus ganancias”, apuntó Ohman. “Desde un punto de vista social, esto es problemático”. Facebook respondió a la investigación con un comunicado. “A la par que Facebook y su familia de apps y servicios siguen creciendo, seguimos comprometidos a apoyar a las personas a luchar con la pérdida. “La gente acude a Facebook para encontrar consuelo en la comunidad tras la muerte de un ser querido - comunicándose con ellos directamente, compartiendo memorias, y cuidando su legado. Tenemos un profundo respeto por nuestra posición única en las vidas de las personas y nos tomamos seriamente nuestro papel en la conversación para construir un legado en la era digital”. Por lo pronto, señala Katharine Schwab de Fast Company, Facebook tiene un equipo de 20 personas que trabaja en lo que llaman “memorialización”, un eufemismo para manejar los perfiles de los fallecidos. Inicialmente, la compañía simplemente borraba los perfiles cuando se enteraba que alguien había muerto. Pero luego de escuchar de usuarios que querían preservar los perfiles de sus seres queridos fallecidos, empezaron a memorializar las cuentas en 2007. En 2017, la compañía añadió un “contacto de legado”, un tipo de beneficiario que los usuarios puedes designar para que tomen decisiones sobre cómo preservar su presencia digital -y su privacidad- luego de su muerte. Y apenas este abril, Facebook tomó el pasó más significativo hasta ahora al convertir perfiles memorializados en pequeños archivos creando una viñeta separada específicamente para tributos. Esto hace que el timeline original quede intacto y que la página de tributo sea controlada por el contacto “ de legado”. El hecho que esto sea un proceso cambiante, señala Schwab, sugiere que la compañía aún no encuentra la fórmula adecuada. Claro, Facebook podría no sobrevivir hasta 2100 o incluso los próximos veinte años; no obstante, afirma Ohman, la discusión debe comenzar ya. “Es mejor tener una postura productiva porque la gente seguirá muriéndose y la gente seguirá usando el internet. No es como que no vemos que está ocurriendo”.