FACEBOOK

VISTAS
05 de Febrero del 2019

¿Cómo las quieres?, aquí está tu catálogo

El buscador de Facebook no es el único que refleja el problema de pedofilia que existe en nuestro país
“Niñas en calzoncitos”, “niñas de 15 años desnudas”, “niñas de 15 años buenas”, “niñas de 15 años bailando”, “niñas en vestido corto”, “niñas malas bien buenas”, “niñas de 15 años bailando regaetón”, “niñas de 15 años malas”. Estas son algunas de las opciones de búsqueda rápida que podías encontrar en Facebook cuando tecleabas la palabra “niñas” en el buscador. Aunque esto cambió en Facebook luego que un usuario lo hiciera notar y se viralizara en los últimos días de enero; para el 1 de febrero esto dejó de verse, aunque el contenido anterior aún está disponible si lo tecleas a detalle, aunque los resultados de búsqueda pueden variar. Pero esta no es la única red social en la que sucede esta problemática, en Instagram y Twitter teclear la palabra “niñas” en el buscador arroja resultados similares a los mencionados.

Algoritmo

Antes de culpar a las redes sociales hay que entender que estas funcionan a base de algoritmos, mismos que priorizan los resultados más demandados en sus buscadores; es decir, entre más personas busquen “niñas de 15 años…” el buscador arrojará primero este tipo de contenido. ¿Pero entonces las redes sociales son o no responsables?

Facebook

En el caso de esta plataforma las reglas son claras y detalladas. Las bases de su política señalan que no admiten contenido de explotación sexual infantil, o que ponga en peligro a los niños, cuando detectan este tipo de contenido lo reportan al Centro Nacional Para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC por sus siglas en inglés), con sede en Estados Unidos. En sus normas comunitarias Facebook dice que la primera vez que un usuario infrinja las normas se envía una advertencia, si continúa infringiendo se restringe la capacidad del usuario para publicar o se inhabilita su perfil; pero si la infracción es grave la plataforma tiene la capacidad de dar aviso a las autoridades locales, siempre y cuando existan riesgos de daños físicos o amenazas directas de seguridad pública. Facebook también advierte que hay padres que comparten desnudos de sus hijos sin una mala intención, pero la plataforma elimina el contenido pues pueden plantear un riesgo potencial. En teoría este contenido no debería existir ni por padres, ni por menores de 13 (ya que Facebook no tienen permitido usar la plataforma los niños por debajo de esta edad). Además según el reglamento de la red social, estas publicaciones no podrían caer en malas manos pues tampoco se permite el uso de esta herramienta a delincuentes sexuales. Pero lo cierto es que el contenido abunda desde el “inocente” en el que padres suben fotos o videos de sus hijos en la playa o en ropa interior, hasta menores en situaciones sexualizadas por bailar cierto tipo de música o posar como ‘sensualmente’.

Ingstagram

En las normas comunitarias de Instagram se menciona explícitamente que no muestran tolerancia al contenido sexual relacionado con menores. Al igual que en Facebook menores de 13 años y delincuentes sexuales tienen prohibido su uso pero al igual que en su red social hermana, si buscas a detalle encuentras que hay imágenes sexualizadas, perfiles de niños y en ambas al crear tu cuenta no se verifican tus antecedentes penales. Es cierto en ambas se puede pecar de ‘inocentes’ pero lo cierto es que los depredadores sexuales pueden hacer uso de esas imágenes y videos que padres, maestros y menores suben de forma habitual y tergiversarlas para su beneficio.

Twitter

En la política de la red social del ‘pajarito azul’ no se tolera ningún material que muestre o promueva la explotación sexual infantil, lo que incluye contenido multimedia, texto, ilustraciones o imágenes generadas por computadora. Hay que aclarar que cuando se buscó en esta red se localizó más textos en contra de actos pederastas, aunque si uno ‘escarbaba’ podía encontrar imágenes que podrían incitar a un depredador sexual, o bien exponían a los menores que aparecían en ellas (sobre todo niñas).

Cifras

El 91 por ciento de los niños en México tiene temor a ser secuestrado de acuerdo a una encuesta realizada por la organización Save the Children en 2018; y no es para menos si se considera que de 2006 a 2017 en nuestro país se registraron 27 mil 605 casos de niños extraviados, según datos de la Red de Madres Buscando a sus Hijos. La última organización mencionada ha dicho que la edad ideal para robar a los menores es menores 10 años, cuando los pequeños tienen de 0 a 5 años su destino es la venta a padres que no pueden tener hijos; pero cuando sobrepasan esa edad la mayoría termina en trata de personas, con sus órganos comercializados en el mercado negro o son son involucrados en el crimen organizado. Los menores no solo están en riesgo en las calles, en el mundo cibernético también… el 23 por ciento de los niños entre 11 y 15 años en nuestro país han tenido alguna cita con alguien que conocieron en internet, y el 10 por ciento admitió que habla ocasionalmente o frecuentemente sobre cuestiones sexuales con desconocidos, según datos de la ONG Alianza por Seguridad en Internet (ASI). De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México tiene el primer lugar a nivel mundial en materia de abuso sexual, violencia física y homicidio contra menores de edad. En el país solo en 12 de las 32 entidades federativas tipifican como delito grave la pederastía y la infracción va de los 12 a los 20 años en prisión; sin embargo en los otros 20 estados puede pagarse una fianza que va de los tres hasta los 200 mil días de salario mínimo. En algunos de los estados donde este delito queda impune el turismo sexual para pederastas extranjeros es popular.

Cómo prevenirlo

El problema en redes sociales es evidente, los niños (especialmente las niñas) son expuestos por ellos mismos o bien por sus padres o profesores que comparten contenido que para los depredadores sexuales puede llegar a ser excitante. Si eres padre evita que tus hijos usen redes sociales y si lo hacen vigila con quien hablan, lo que comparten y lo que buscan; además limítate a compartir solo tu contenido no fotografías o videos de tus pequeños, mucho menos si estos salen en poses ‘coquetas’, bailando ‘sensualmente’, o con poca ropa. Exige que los profesores y directivos de las escuelas a las que asisten tus hijos no compartan en sus redes sociales imágenes de tus niños, ya que esto además proporciona explícitamente en donde estudian y el horario escolar que tienen. Denuncia cualquier contenido poco apropiado que veas en las redes sociales para que sea eliminado, ya que aunque en sus políticas se menciona que ellos se encargan de ese tipo de contenido lo cierto es que parece que no pueden rastrearlo todo, esta en ti como usuario hacer las redes más amigables con los niños. Habla con los menores de sexualidad y hazles ver que no es bueno normalizar los ‘sexting’, las poses sexys en las fotos, o el contenido erótico. Y si eres adulto por favor deja de buscar contenido sexual con menores involucrados.