FACEBOOK

VISTAS
30 de Agosto del 2019

¿La primera muerte por cigarro electrónico?

Hace años se decía que los cigarrillos electrónicos eran la alternativa saludable a los cigarros normales
La primera muerte oficial vinculada al cigarro electrónico ha hecho sonar las alarmas Estos productos, contrario a lo que pensaba inicialmente, pudieran no ser tan seguros. De hecho, podrían ser bastante dañinos. Pero dejémonos de especulaciones y vayamos a los hechos: ¿Por qué de repente se habla tanto del vaping? Bueno, el tema domina los titulares en Estados Unidos porque el fin de semana pasado el departamento de Salud de Ilinois reportó la primera muerte de un hombre, atribuida al uso de cigarros electrónicos. El tema es serio. Y es que desde su introducción al mercado hace ya más de una década, el uso de cigarros electrónicos aumenta año tras año. Especialmente, entre los más jóvenes. En Estados Unidos, estudios oficiales y decenas de otras investigaciones arrojan resultados preocupantes. De 2017 a 2018, el porcentaje de estudiantes de preparatoria que reportó haber usado un cigarro electrónico aumento de 11.7% a 20.8%, según una encuesta oficial de la Agencia de Alimentos y Drogas de Estados Unidos. Asimismo, de aquellos que reportaron haberlos usado en 2018, casi el 30% los usaba de manera diaria. Pero además de su popularidad entre los jóvenes, existe otra cuestión que causa ruido. Quizá, la más importante.Y es que, supuestamente, los cigarrillos electrónicos son la alternativa saludable a fumar tabaco. Entre los jóvenes, como entre muchos adultos, existe la creencia de que, dado que lo que se inhala es vapor y no humo, el vaping no es dañino. De hecho, la Asociación Americana del Vaping promueve su uso como un método efectivo para aquellos que desean dejar de fumar tabaco y dicen que demonizar al cigarrillo electrónico solo hará que la gente vuelva a fumar cigarros normales. Pero hagamos una pausa. Porque la verdad, es que la información científica todavía es escasa. La realidad es que todavía no sabemos qué efectos exactamente tienen en el cuerpo humano los cigarros electrónicos. Además, desinformación que abunda en Internet y que se transmite de oído a oído, tampoco ayuda a esclarecer la situación. Como por ejemplo, que las noticias sobre los riesgos del vaping son un intento de las grandes tabacaleras para recuperar parte de su mercado perdido. Eso no es cierto. Porque son principalmente las grandes tabacaleras, como Phillip Morris, que, viendo la tendencia del mercado, están redirigiendo sus inversiones hacia los cigarrillos electrónicos. Así es, Phillip Morris, junto con otros gigantes como Altria y British American Tobacco, han comenzado a promover la idea de que los fumadores deberían reemplazar sus cigarros tradicionales, con cigarros electrónicos. Y es precisamente cuando las grandes tabacaleras comienzan a darnos consejos de salud… que quizá sea momento para preocuparnos del vaping.