FACEBOOK

VISTAS
26 de Marzo del 2019

La ola del #MeToo en México

Una ola de denuncias por acoso y violencia sexual en México arrasó en Twitter durante el fin de semana
El movimiento #metoo en México tomó tanta fuerza que los hashtags #metooescritoresmexicanos y #metooperiodistasmexicanos se colocaron entre los primeros lugares en tendencias nacionales. Los tweets de denuncia llovieron uno tras otro y los agresores del medio creativo y el periodismo en México fueron exhibidos por sus víctimas. Todo comenzó con el tweet que acusó a Herson Barona, editor de la revista Tierra adentro y colaborador en otros medios, de haber ejercido violencia física y psicológica contra una lista de mujeres. A partir de ahí, el #metoo mexicano abrió la caja de pandora y las denuncias alcanzaron a otros gremios del medio creativo: periodistas, fotógrafos, académicos, cineasta. Ninguno se escapó. Fueron tantas denuncias que se abrieron cuentas específicas en Twitter para publicar las denuncias. La primera fue @MeTooEscritores, seguido por @MeTooAcademicos, @MeTooCineMx, @MeTooCreativos. También la cuenta de Periodistas Unidas Mexicanas, se mantuvo activa publicando las denuncias concernientes a los periodistas. Muchas mujeres levantaron la voz para contar sus propias historias. Fue un hecho sin precedentes de la lucha contra la violencia de género en nuestro país. Hablaron de acoso sexual, piropos fuera de lugar, contacto físico indebido y desprestigio, entre muchas otras cosas. Sin embargo, para algunos, el anonimato de ciertos testimonios podría restarle fuerza al movimiento. Hubo quienes ya se defendieron como el caso de Luis Reséndiz quien fue denunciado por acosar a una de sus alumnas. El señalado publicó en su cuenta de Twitter que se vió muy afectado por las acusaciones. Justamente para evitar filtrar información errónea, la cuenta @MeTooCreativos publicó un protocolo de denuncia. Y aunque el argumento de los detractores sigue siendo que mientras no exista denuncia penal, siempre habrá lugar a la duda, lo que sí es un hecho es que después de esto, cualquier persona en posición de poder se la pensará dos veces antes de cometer un abuso contra nosotras. Ahora sabrán que un movimiento nos respalda, que las redes sociales son nuestro micrófono, y que no nos vamos a quedar calladas.