FACEBOOK

VISTAS
13 de Marzo del 2019

K-Pop: suicidio, prostitución y narcotráfico

El K-Pop es considerado un género alegre y positivo, pero los últimos casos de narcotráfico, prostitución y suicidio entre sus integrantes revelan otras cara de este movimiento
El K-Pop es un movimiento musical que desde 1994 ha ido tomando fuerza, aunque la mayoría de sus letras son alegres y “pegajosas”, este género tiene un lado oscuro. El caso más reciente son las acusaciones por las que está pasando Seungri, cantante de la banda Big Bang, el cual se encuentra en problemas con la ley coreana.
El cantante ha sido acusado de proveedor de prostitutas y narcotráfico, todo esto debido a una serie de reportes de consumo de drogas y abuso sexual en el mes de febrero. El artista de 28 años ya no forma parte de la banda Big Bang, además que canceló todos los proyectos que tenía como solista. Pero él no es el único de la escena K-Pop que estuvo envuelto en un escándalo, en el 2017 el cantante Kim Jong-hyun del grupo Shinee fue encontrado muerto en su apartamento. Las autoridades descubrieron una carta donde escribió los motivos de su muerte y decía: “Estoy roto por dentro. La depresión que lentamente me ha ido carcomiendo ya me ha devorado, y no he podido superarla. Es increíble lo mucho que duele. Nadie está más atormentado ni debilitado que yo”. Aunque la escena musical del K-Pop siempre se ha caracterizado por sus coloridos videos y la unión entre las agrupaciones de dicho género, algo oscuro existe detrás de ellos.