FACEBOOK

VISTAS
25 de Febrero del 2019

Irina y su mala suerte

La actual pareja de Bradley Cooper lo vio perder en tres nominaciones de Oscar, como cuando acompañó por primera vez a Cristiano Ronaldo a la gala del Balón de Oro en 2013
Acostumbrada a los reflectores en las pasarelas, tal parece que el brillo de las galas no es para Irina Shayk. Irina Shayk se convirtió en uno de los “atractivos” de la nonagésima primera ceremonia de los Oscar, pero no porque estuviera nominada. Ser la actual pareja del productor Bradley Cooper convirtió a la modelo rusa en uno de los reflectores de esta afamada gala, donde una especie de “mala” suerte la persigue. Como si se tratara de un “deja vu”, en la primera gala de los Oscars que acompañaba a Cooper, Irina vio cómo su novio perdía la oportunidad de alzarse con tres estatuillas durante la noche de este domingo, al estar nominado Cooper en las categorías de Mejor Película (como productor), Mejor Actor y Mejor Guión Adaptado. Algo similar experimentó como cuando en 2013 acompañó por primera vez a su entonces pareja, Cristiano Ronaldo, a la gala del “Balón de Oro”, el cual premia al mejor futbolista del mundo. En aquella ocasión, el jugador portugués perdió ante Lionel Messi, su eterno rival. Y aunque al año siguiente, en el 2014, Cristiano se alzó con el galardón, la relación terminó en 2015, luego de casi cinco años de relación. Para mala fortuna de Shayk, durante la “comidilla” de la gala de La Academia fue la interpretación de Lady Gaga junto al también padre de su hija, en medio de los rumores que apuntan un posible romance entre la cantante y Cooper. Gaga cantó “Shallow” junto a Bradley, tema que premió a la cantante con el Oscar a la categoría de Mejor Canción Original.