FACEBOOK

VISTAS
02 de Abril del 2020

Iniciativas que dan un respiro a los enfermos de Covid-19

¿Te imaginas no poder respirar? Eso es lo que padecen los enfermos más graves de Covid-19. Para ellos los respiradores artificiales son la esperanza de que el oxígeno llegue hasta sus pulmones. Aunque ni en México ni en el mundo hay equipos suficientes, lo que sí hay son ganas de salvar vidas.
En Sonora, un equipo de profesionales están diseñando un prototipo para fabricar respiradores artificiales en masa. Porque ni en México ni en el mundo hay equipos suficientes para salvar a los enfermos. La iniciativa se llama ReesistenciaTMX y cuando terminen con las pruebas, y con el apoyo suficiente, podrán construir 100 dispositivos por semana. Pero además, van a liberar la información para que cualquier taller o empresa se sume a fabricarlos. ¿Pero por qué urgen más respiradores? México cuenta con 7,500 respiradores... pero no son suficientes para atender la emergencia sanitaria. Y aunque el gobierno está buscando comprar más equipos alrededor del mundo; la tarea es difícil porque en todos lados los necesitan. Según la Organización Mundial de la Salud, el 16% de los contagiados de Covid-19 se enferman gravemente y el ataque más agresivo va directo a los pulmones. Sólo con un respirador artificial el oxígeno pasa. Tener un respirador disponible es la línea que salva vidas, y en los países con hospitales saturados salvar a todos ya no es posible. En Estados Unidos, el país con más casos, los médicos tienen que compartir los respiradores, pero en Italia la situación también es difícil, como lo dice Mauro D’Ambrosio, enfermero de un hospital en Milán. “Si sabemos que el paciente padece problemas serios de salud, al punto de no tener chance de vivir, y si necesitamos dar una cama o recursos a un paciente con más probabilidad de vivir, es una decisión muy difícil de aceptar desde el punto de vista ético, pero desde el punto de vista clínico se tiene que hacer”, dijo en entrevista para Euronews. Por esa situación desde todo el mundo, se suman los esfuerzos para fabricar respiradores más rápido y a menor costo. El centro de investigación del MIT está trabajando en un prototipo cuyo costo final no supere los 3 mil pesos. Mientras que los que están en el mercado rondan los 700 mil pesos. Otras empresas también están haciendo lo suyo. Tesla, Seat, Ford, Renault y General Motors son algunas compañías que están adaptando sus líneas de producción para fabricar respiradores. Ford y General Electric prometieron tener 50,000 unidades para los próximos 100 días. Pero para que nos demos una idea, en Estados Unidos cuentan con 170,000 ventiladores, pero según The New Yorker, en el peor escenario, 962,000 enfermos necesitarán conectarse de un equipo para respirar Grande o pequeño, en esta crisis cada esfuerzo es un respiro de vida.