FACEBOOK

VISTAS
03 de Abril del 2019

Facebook, el guardián de la verdad

Mark Zuckerberg anunció esta semana un plan para financiar el periodismo publicado en su plataforma y de esta manera impulsar el contenido de calidad y combatir las “fake news”. Pero, en tiempos que los Youtubers parecen tener más influencia sobre las audiencias que los medios tradicionales, ¿quién decidirá qué es periodismo?
El CEO y fundador de Facebook anunció esta semana que en aras de impulsar el contenido de calidad y combatir las “fake news”, su compañía podría comenzar a decidir cuáles son las noticias “de alta calidad” y cuáles no. Zuckerberg dijo que incluso estaría dispuesto a pagarle a los medios que publiquen en una nueva sección especial de noticias que contempla para la red social. Para el mundo noticioso, este anuncio pesa - y bastante. Y es que, por ejemplo, en Estados Unidos, alrededor de dos tercios de los adultos consumen noticias en las redes sociales. Y Facebook es, por mucho, la plataforma más popular. Para México, que cuenta con 83 millones de usuarios de Facebook y que ocupa el cuarto lugar mundial en uso de redes sociales, la situación no es tan distinta. Esto plantea varias interrogantes: la más obvia es, ¿en qué factores se basarán los editores de Facebook para determinar la calidad del contenido? Pero también nos podríamos preguntar, ¿cómo se calculará cuánto dinero recibirán los distintos medios? ¿Permitirán a periodistas freelancers publicar en esta sección? ¿Y qué de los YouTubers? No hay duda alguna de que el Internet ha puesto en jaque al antiguo modelo de negocios de los medios de comunicación, que se basaba principalmente en los ingresos por publicidad. Ahora, gran parte de estas ganancias las obtienen empresas como Google y - sí - Facebook, precisamente porque es ahí donde están las audiencias masivas. Según Mark Zuckerberg, él - más que nadie - está consciente del papel que Facebook desempeña en construir comunidades informadas. Y por eso, afirma que es responsabilidad de la plataforma compartir las ganancias con aquellos que producen el contenido periodístico de calidad que se publica en su plataforma. Hasta ahí, suena bien, pero existen otras interrogantes: ¿Qué rol van a jugar las audiencias en este nuevo plan? Porque hasta ahora, la experiencia en la red social es que no es necesariamente el periodismo que da prioridad a la veracidad y el rigor el que atrae la atención de la gran parte del público, sino aquel contenido que antepone el entretenimiento, el conflicto y la opinión para buscar hacerse viral. Así que, ¿cómo reaccionará el público al nuevo plan de Facebook? Eso, todavía queda por ver.