FACEBOOK

VISTAS
07 de Noviembre del 2019

El expediente LeBarón de Los Ángeles Times

Aunque todos reconocen que lo de Bavispe fue una tragedia, muchos están hablando del pasado de los LeBarón.
En septiembre de 1992, Los Ángeles Times publicó que la historia de los LeBarón en México comenzó con el patriarca Alma Dayer, a quien un día dios le dijo que se separara de la Iglesia Mormona y junto con su familia, fundara su propia iglesia donde se les permitiera practicar la poligamia. Eso los llevó a que en 1924 se estableciera junto con sus 10 hijos en el norte de México.  Su descendiente, Ervil LeBarón, fue acusado de ser líder de un culto secreto en el cual, por orden divina mató a más de 30 personas. Uno de ellos, su hermano Joel.  En los cincuentas Joel LeBarón creó su propia iglesia, y para los sesentas Ervil desafió el liderazgo de su hermano lo que provocó que la comunidad se dividiera en dos bandos.  Luego, a partir de sus visiones divinas, Ervil se convenció de que su hermano tenía que morir. El de Joel fue el primer crimen de muchos otros asociados a la secta. De hecho se presume que hubo más víctimas de las confirmadas, aunque nunca se encontraron los cuerpos.  Ervil fue perseguido y en 1977, fue procesado en Estados Unidos por el asesinato de un líder rival. Murió en prisión, pero su secta siguió viva.  Tanto así que en 1992 la Fiscalía de Houston vinculó 4 asesinatos con los ‘Ervilistas’. De hecho, ese mismo año encarcelaron a 6 miembros de la secta, sin derecho a fianza. Las autoridades de Phoenix y el especialista en el caso, Dick Forbes,  aseguran que el clan obtenía dinero robando vehículos (que luego vendían en México); pero además, sospechan que también estaban inmiscuidos en el tráfico de drogas. Una ex esposa de Ervil, que se separó del grupo y que permanece escondida, publicó un libro en el que habla del rancho de los LeBarón en México: “es un verdadero semillero de odio y actividades ilegales [...] se presume que es un arsenal de armas, y que de ahí se mueve el negocio de venta de autos robados”. De acuerdo con Forbes, en 1989, seis de los hijos más jóvenes de Ervil escaparon para después reunirse en México y continuar con la secta. Se dice que el rancho La Joya, ubicado cerca de Chihuahua, es un lugar sagrado para la familia. Y es que Ervil decía que cuando Cristo regrese, allí es donde va a aparecer. Ellos no han abandonado ese lugar, y al parecer las tragedias no los han abandonado a ellos. Hoy en día se dice que la iglesia de Ervil ya no existe, pero la que fundó su hermano Joel sí continúa.