FACEBOOK

VISTAS
19 de Agosto del 2019

¿Por qué denunciamos en las redes?

Twitter se convirtió en una alternativa de denuncia para las agresiones que sufren las mujeres. Esto porque los mecanismos formales, no han funcionado.
De acuerdo a México Evalúa, en el país, de cada 10 delitos denunciados, 9 nunca se resuelven. Y en delitos sexuales está aún peor. Porque las mujeres ni siquiera los denuncian. Patricia Olamendi, exfuncionaria de la ONU y la OEA, asegura que sólo el 2% de las víctimas de violación acuden ante el Ministerio Público a denunciar. Quizá por eso es que ahora vemos como en Twitter las mujeres se llenaron de valor para exhibir  las agresiones físicas y sexuales que han soportado. Pero, ¿por qué denunciamos en las redes? Las recientes manifestaciones en contra de la violencia de género provocaron más de lo que se pensaba. Y es que en las redes sociales, usuarias de Twitter comenzaron a publicar sus propios casos de acoso, violación, amenazas, omisión de las autoridades, revictimización; incluso algunas compartieron información de los agresores. Durante el fin de semana la red del pajarito se convirtió en un mecanismo de denuncia, porque los medios formales (los del gobierno) no nos han funcionado. Por ejemplo, sobre el caso de la adolescente que denunció una violación por parte de cuatro policías; la procuradora de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, reconoció que no se aplicó el protocolo correctamente, y por lo tanto, perdieron pruebas clave para la investigación. En México el 66% de las mujeres mayores de 15 años han sido víctimas de violencia pero no han encontrado justicia. Y es que como opina Patricia Olamendi, en nuestro país hay una incapacidad para garantizar a las mujeres el acceso a la justicia. Pero la incapacidad de las autoridades no lo es todo. Porque la revictimización es otro de los defectos en el sistema. “No me imaginé que iba a ser tan duro contar tu testimonio a cinco personas distintas. Primero te recibe un funcionario del Ministerio Público, después pasas al peritaje psicológico, luego con la policía de investigación, después tienes que contarlo en la parte médica y luego otra vez con el Ministerio Público. Recuerdo que estuve más de seis horas denunciando”, comentó una víctima a El País, sobre su proceso de denuncia. Y recordemos que en nuestro país de cada 10 delitos denunciados 9 nunca se resuelven. Sí, denunciar a través de las redes no garantiza que se abrirá una carpeta de investigación o que los responsables serán castigados, pero estos testimonios son una forma de evidenciar la inoperancia de las autoridades. Son una nueva resistencia ante la ineficacia. Son  una luz ante la impunidad en la que se ocultan los agresores. Son una medida necesaria para continuar exigiendo el derecho que a todas nos corresponde: el de una vida libre de violencia.