FACEBOOK

VISTAS
10 de Enero del 2020

¿Cómo se consigue un arma?

La tragedia del Colegio Cervantes en Torreón abre de nuevo el debate sobre lo blandas que son las leyes para el control de armas y lo fácil que es, para cualquiera, tener acceso a ellas
Este viernes, un niño de 11 años entró a un colegio con dos armas. Una de ellas, de uso exclusivo del Ejército, disparó contra sus compañeros, mató a su maestra y luego se suicidó.   Más allá de las dudas sobre los motivos del pequeño, la pregunta es ¿cómo consiguió un niño de 11 años dos armas?   Lo peor es que la respuesta puede ser tan sencilla como: En internet.   Aunque en el papel, existen regulaciones para conseguir un arma, la realidad es que cualquiera con la mínima intención de conseguirla puede lograrlo. Incluso si tiene 11 años.    El Art. 10 de la Constitución Mexicana explica los lineamientos para la posesión y portación de armas de fuego. Y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos especifica su compra-venta, permisos de posesión y portación, y qué armas son para uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.   ¿Cómo se puede comprar un arma legalmente?   Únicamente la Sedena puede vender armas de fuego, tanto para venta comercial y uso personal.   El Art. 37 de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos habla sobre el control y vigilancia de operaciones industriales y comerciales de armas. La Sedena es quién otorga los permisos para comercios.   El Art. 41 especifica qué tipo de armas se pueden comprar legalmente en comercios.   Pasos para comprarla de manera legal   Paso 1: Ir a CDMX a la única tienda con permiso para vender o ir al Ejército/Sedena   Paso 2: Documentos requeridos: Acta de nacimiento, carta del trabajo, carta de no antecedentes penales, comprobante de domicilio, identificación oficial y registro del seguro social Paso 3: Registro de arma y comprador (arma aún no se entrega al comprador)   Después de comprarla: Paso 4: Permiso de posesión otorgado por Sedena   Paso 5: Si se requiere, pedir permiso de portación con Sedena   Pero evidentemente hay otras opciones.    Las no legales: 1: Compra legal en el extranjero, Estados Unidos, por ejemplo. Un Walmart te la puede vender. Luego, la pasas de manera ilegal a México   En México, casi 215 mil armas son compradas legalmente en Estados Unidos, pero transportadas ilegalmente a nuestro país.   2: ¿Craiglist? Mercado Libre?   Aunque parezca una locura, también en internet se puede conseguir un arma con la misma facilidad que comprar un protector para tu celular. Sólo basta un click y una forma de pago. La Sedena permite la compra vía internet, pero ésto debe ser registrado antes, durante y después de la compra del arma por alguna página web.