FACEBOOK

VISTAS
12 de Agosto del 2019

Carlos Bremer, el tiburón que ama el deporte

El empresario regio mostró su colmillo de tiburón al comprar una mansión en la subasta del gobierno de México. El recurso se irá en becas para los atletas que regresan de los Juegos Panamericanos.
Dicen que los tiburones son astutos, y que tienen muy buen colmillo. Si alguien sabe de eso es Carlos Bremer, el tiburón que ama el deporte. El empresario regiomontano acaba de comprar  la casa de Zhenli Ye Gon, aquella que subastó el gobierno de México para apoyar el deporte. La compra fue a través de su fundación “Butaca-Enlace”, a través de la cual pagó 102 millones de pesos por el inmueble. Según Ricardo Rodríguez, el Director del Servicio de Administración y Enajenación (SAE), dice que se trata de una fundación que ha apoyado el deporte desde hace 11 años, ha apoyado que más de 2 millones de jóvenes participen en eventos deportivos”. Con esa movida, Bremer consiguió tres cosas: la primera y más importante, ayudar a los deportistas. La segunda, buena publicidad para su fundación. Y la tercera, ayudar a que el presidente cumpliera su palabra de dar becas a los deportistas ganadores en los Panamericanos… y a nadie le cae mal quedar bien con el mero mero. El dinero se repartirá entre los 544 atletas y 168 entrenadores que nos representaron en Lima. Quienes, por cierto, hicieron historia ya que ganaron 136 preseas y se colocaron en el tercer lugar del medallero. Pero esta no es la primera vez que Bremer apoya al deporte. Recuerdas la película “el juego perfecto”, esa donde el equipo mexicano de béisbol derrotó a los Estados Unidos. Bueno pues ahí estuvo la chequera de Carlos Bremer. Su intención es revivir las hazañas deportivas que han pasado desapercibidas. De esa manera, a través del cine, motivar a todo el país. Y como a este tiburón le encanta todo lo que huela a buen negocio, también invirtió en la serie de Netflix que revivió la carrera de Luis Miguel. Y es que a Bremer si algo no le falla es el colmillo de tiburón.