FACEBOOK

VISTAS
07 de Mayo del 2019

Ana Lucía cuenta su historia: fue abusada sexualmente por un sacerdote legionario

Ana Lucía Salazar, cantante y conductora, denunció el abuso sexual que sufrió por el Padre Fernando Martínez, cuando ella tenía 8 años. Acusa a los Legionarios de Cristo de encubrirlo y protegerlo
Ana Lucía Salazar tenía 8 años y cursaba el segundo de primaria en un colegio católico de la ciudad de Cancún. Allí conoció al director de la institución, el Padre Fernando Martínez, quien cambió su vida para siempre. Este sacerdote abusó sexualmente de la niña Ana Lucía. “Te hacen sentir especial, te embaucan [...] y tu eres una niña tan inocente que no estás dimensionando el daño”, dijo Ana Lucía Salazar en entrevista para Milenio, en el noticiero nocturno de Azucena Uresti. El Padre Fernando Martínez pertenece al grupo religioso de Los Legionarios de Cristo. Sacerdotes de esta congregación han sido denunciados por pedófilos y agresores sexuales. Incluso el caso más sonado es el del fundador y líder Marcial Maciel. Ana Lucía afirma que el Padre Fernando llegó a Cancún arrastrando denuncias por abuso sexual perpetradas en su antiguo cargo. Incluso que fue removido y reubicado en el sureste del país como modo de protección y encubrimiento de sus delitos. “Es un depredador sexual”, dice Ana Lucía. En 1992 Ana Lucía con el apoyo de su familia denunció la agresión sexual a las autoridades del colegio. El aviso del señalamiento escaló a los más altas jerarquías de los Legionarios. Además de que la noticia se propagó por la comunidad. Un sacerdote legionario se acercó con los padres de la víctima para justificar las acciones del sacerdote. “Bueno, es que deben de entender que el padre es hombre”, le dijeron al papá de Ana Lucía. Posteriormente el Padre Fernando fue reubicado en Salamanca por la congregación religiosa, a partir del traslado Ana Lucía y su familia le perdieron la pista. Ana Lucía Salazar, hizo énfasis en el daño que esto ocasionó en su vida. “Esto quebró mi familia, mi infancia, mi adolescencia, mi concepción del sexo, yo era una niña de 8 años que jugaba con barbies”. Además tras denunciar, Ana Lucía y su familia tuvieron un segundo agresor: la sociedad. El bullying fue intenso. “Tres años sufrí abuso y revictimización, porque no sólo fue el abuso sexual, sino que después la sociedad se encargó de que yo me sintiera una niña violada”, dijo Ana Lucía. La víctima asegura conocer de otras 7 mujeres que sufrieron violaciones por parte del mismo sacerdote. Estas prefieren mantenerse en el anonimato por la revictimización que procede a la denuncia. Durante la entrevista también mencionó a la cómplice y mano derecha del sacerdote, la maestra Aurora Morales. “Ella se encargaba de sacarnos del salón y llevarnos con este señor”. Aurora fue maestra durante 26 años en el Colegio Irlandés de Monterrey, aunque supuestamente ya se separó del puesto. Finalmente ante la denuncia, los Legionarios de Cristo hicieron pública una carta donde especifican, que el Padre Fernando actualmente tiene 79 años, vive retirado en una casa religiosa en Roma (Italia) y no ejerce ningún ministerio pastoral. También que “considerando las acusaciones, la Congregación de los Legionarios de Cristo ha decidido realizar una investigación”.