16 de mayo 2021

4 de marzo 2021

Seguridad

¿Una nueva guerra contra el narco?

EEUU finalmente reconoció ante México que el enfoque militarista contra el crimen organizado ha sido un desastre. ¿El detalle? La militarización de la seguridad pública es precisamente la estrategia del gobierno de la 4T para “pacificar al país”.

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

¿Qué pasó?

Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo en una reunión con funcionarios mexicanos que los aspectos clave de la lucha de los dos países contra el narcotráfico no están funcionando y que Estados Unidos está abierto a seguir nuevas estrategias juntos, según personas familiarizadas con el mensaje, citadas por Bloomberg.

¿Qué se dijo?

Juan González, director senior del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, hizo los comentarios la semana pasada mientras hacía referencia a una llamada entre el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

González expresó -según la fuente- que las tácticas utilizadas en los últimos años no han producido los resultados que ninguna de las partes quería y que necesitan adaptarse a los nuevos desafíos. 

¿Por qué es importante?

Porque los comentarios del lado estadounidense revelan una intención de la administración Biden de replantear la estrategia de cooperación en seguridad con México. Esto luego de décadas de un enfoque militarista desde Estados Unidos, el cual parece haber culminado con el gobierno de Donald Trump, quien hizo un llamado a hacerle la guerra a las organizaciones criminales mexicanas – e incluso buscó clasificarlas como organizaciones “terroristas”. 

De acuerdo con las fuentes citadas por Bloomberg, los comentarios de Estados Unidos “complacen al Gobierno mexicano”, pues este ha argumentado durante mucho tiempo que hay que abordar otros aspectos de la lucha contra el narcotráfico, sobre todo el contrabando de armas desde Estados Unidos. 

Según refiere el medio, si bien no está claro cómo se traducirían estas observaciones en política, México podría sugerir que cambie o reemplace la Iniciativa Mérida, un acuerdo firmado en 2008 bajo el cual Estados Unidos ha entregado a México miles de millones de dólares en equipamiento, armamento y entrenamiento policial/militar. 

¿Dónde está el detalle?

Aunque el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador insta en reconstruir la relación en materia de seguridad con Estados Unidos, al considerarla inefectiva por su enfoque punitivo y superficial, dentro del territorio mexicano el gobierno de la Cuarta Transformación ha impulsado un evidente proceso de militarización de la seguridad pública en el país. 

Mientras que en años anteriores el tabasqueño reiteraba que las Fuerzas Armadas debían volver a los cuarteles, una vez en el gobierno, López Obrador le ha apostado a los verdes la “pacificación del país”. 

En la estrategia integral de seguridad, el gobierno de la Cuarta Transformación se ha mostrado errático y con poca capacidad institucional para enfrentar los desafíos en materia de seguridad pública en un creciente número de regiones del territorio nacional.

Publicidad
Publicidad
Publicidad