FACEBOOK

VISTAS
14 de Febrero del 2018

Tamaulipas: CDMX tiene algo que decirte

La semana pasada la Ciudad de México vivió en cuestión de horas lo que en Tamaulipas es pan de todos los días.
La semana pasada la Ciudad de México vivió en cuestión de horas lo que en Tamaulipas es pan de todos los días. Balaceras, zetas, narcomantas... Sin embargo, el discurso del gobierno de la capital al respecto no ha cambiado mucho desde hace años. Pero tal vez las autoridades capitalinas deberían mirar un poco hacia el norte, porque las señales están ahí… y también desde hace años. En marzo de 2011, frente un jardín de niños de la delegación Miguel Hidalgo, fue dejado el cadáver de un hombre decapitado. La víctima se encontraba amarrada de pies y manos y la cabeza fue colocada a un costado de su cuerpo. Al lado suyo estaba un mensaje firmado por  “La Mano con Ojos”. El 26 de mayo del 2013, un grupo de hombres armados se llevaron a 13 jóvenes, 7 hombres y 6 mujeres, del bar Heaven ubicado en la Zona Rosa de la capital fueron encontrados muertos luego de tres meses. Estaban decapitados y cubiertos con cal y asbesto, ocultos bajo una gruesa capa de hormigón. Dos años después, el 19 de octubre del 2015, la Ciudad de México amaneció con una escena común para los territorios controlados por el narcotráfico. Un hombre colgado en un puente vehícular. La víctima estaba sostenida con una soga al nivel del tórax, presentaba dos disparos de arma de fuego en la cabeza y al lado suyo había una manta… Pero el gobierno no lo aclaró. Unos meses antes, en julio de ese mismo año, la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) había advertido que al menos 5 grupos criminales operaban en la capital del país. Pero las autoridades dijeron que no era cierto… “Una de las preguntas recurrentes (...) compatible”