20 de enero 2022

21 de octubre 2021

Seguridad

Reyes Arzate, ¿el final de García Luna?

El expediente de más de 970 mil páginas que pesa sobre los hombros de Genaro García Luna se ve fortalecido con la admisión de Reyes Arzate, quien fuera el principal enlace del gobierno mexicano con la DEA y uno de los colaboradores más cercanos del ex secretario de Seguridad federal

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

El ex policía mexicano Iván Reyes Arzate se declaró culpable de narcotráfico en Estados Unidos y Felipe Calderón enmudeció.

Apodado “La Reina”, Reyez Arzate fue acusado por la justicia estadounidense de favorecer y filtrar información a cárteles de la droga como el de Sinaloa y el de los Beltrán Leyva, al mismo tiempo que lideraba la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía Federal.

Se trata del primer superpolicía del sexenio calderonista en admitir su corrupción ante la justicia estadounidense.

“Siendo yo integrante del servicio público mexicano y a cambio de un pago estuve de acuerdo en darle a una organización de narcotráfico datos que facilitarían la distribución de cocaína, estando consciente de que eso era un delito”, le dijo al juez Brian Cogan de la corte del distrito este de Nueva York.

Iván Reyes Arzate fue el principal contacto del gobierno mexicano con la DEA de Estados Unidos, y uno de los colaboradores más cercanos del ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna, quien hoy espera ser juzgado por el mismo juez que siguió las causas contra “La Reina” y contra Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Cabe señalar que Reyes Arzate ya había sido sentenciado en 2018 a tres años de cárcel por otro juzgado de Chicago, luego de entregarse voluntariamente. Pero en enero de 2021, cuando estaba a punto de cumplir su condena, la corte de Nueva York volvió a acusarlo de más cargos relacionados con narcotráfico y atrajo su caso.

De acuerdo con fiscales del distrito este, algunas de las pruebas que conforman el proceso judicial en su contra, son las mismas que sustentan varias de las acusaciones clave contra su ex jefe, Genaro García Luna, quien se declara inocente.

Tan es así, que los fiscales que llevan el caso García Luna pidieron esta semana a la Corte, proteger material clasificado dentro del proceso, intención que tendría como objetivo impedir revelaciones de alto impacto que pudieran implicar a autoridades estadounidenses – trato similar que se dio en el juicio de El Chapo Guzmán.

Y es que la declaración de culpabilidad de “La Reina” en Nueva York no solo podría asegurarle un mejor trato de la justicia de ese país, sino que pudiera ser la clave para hundir a uno de los artífices de la llamada “Guerra contra las drogas” de Felipe Calderón, quien, dicho sea de paso, asegura no haber tenido conocimiento de las actividades irregulares de sus más cercanos colaboradores en materia de seguridad.

Hoy, el expediente de más de 970 mil páginas que pesa sobre los hombros de Genaro García Luna se ve fortalecido con la declaración de culpabilidad de Reyes Arzate.

Con desastrosos resultados en materia de reducción de violencia, con una Iniciativa Mérida bajo tierra y un cúmulo creciente de evidencias de corrupción oficial del más alto nivel, la narrativa de la llamada Guerra contra el narco de Felipe Calderón se cae a pedazos, hombre por hombre.

Queda por ver quién será el último hombre en caer.

Publicidad
Publicidad
Publicidad