24 de noviembre 2020

Seguridad

¿Quién es el capo de capos?

Estados Unidos habría negociado la captura de un capo mexicano a cambio de retirar los cargos contra el General Cienfuegos. Éste es un análisis de las tres figuras más importantes del narcotráfico mexicano al día de hoy.

Por Redacción Magenta

COMPARTE ESTA HISTORIA

Le llaman el “Narco de Narcos” y esta semana se convirtió en el criminal más buscado por la DEA. Hoy, Rafael Caro Quintero, fundador del extinto Cártel de Guadalajara, carga una ficha de búsqueda con una recompensa de 20 millones de dólares a quien dé información que lleve a su captura.

Esto sucede justo en el momento en el que se menciona extraoficialmente que Estados Unidos habría negociado la captura de un capo mexicano
a cambio de retirar los cargos contra el General Cienfuegos, liberado el pasado 19 de noviembre bajo consideraciones de política exterior.

Pero, independientemente de si la filtración es o no cierta, lo que es evidente es que la agencia antidrogas de Estados Unidos está redefiniendo sus prioridades en México.

Ahora la interrogante es: ¿quién se convertirá en el capo de capos a los ojos del gobierno estadounidense?

Los contendientes son tres: ¿El primero? Sí, Rafael Caro Quintero. De 68 años de edad, Caro Quintero está prófugo después de haber sido dejado irregularmente en libertad por un juez en 2013, habiendo cumplido apenas 28 de los 40 años a los que fue condenado por el asesinato en 1985 del agente de la DEA, Enrique Camarena.

Y aunque el sinaloense asegura ya no dedicarse al narcotráfico, en Estados Unidos no le creen. La propia DEA lo ubica como el líder del Cártel de Caborca y lo responsabiliza por el alza de la violencia en Sonora y el norte de Sinaloa, donde estaría peleando el control del trasiego de drogas con los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán.

Además, según refiere Mike Vigil, ex director de la agencia antidrogas, la búsqueda de Caro Quintero tiene tintes personales. Y muchos en el aparato de seguridad de Estados Unidos quieren su cabeza.

El segundo en la lista sería el temido líder del Cártel Jalisco Nueva Generación: Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho. Después de ocupar el lugar de Joaquín El Chapo Guzmán como el narcotraficante más buscado por el gobierno de Estados Unidos, hoy El Mencho es considerado por muchos como el capo más peligroso de México.

Y es que analistas de seguridad en ambos países advierten de la rápida expansión del Jalisco Nueva Generación a lo largo del territorio mexicano, inundando los mercados nacionales e internacionales de drogas como la metanfetamina y el fentanilo. Incluso, penetrando ya en ciudades del norte como Monterrey, según fuentes de inteligencia consultadas por Código Magenta.

Pero sobre todo, -señala James Bosworth de Latin American Risk Report-, el cártel del Mencho estaría afianzando su control dentro de la Ciudad de México no solo para ampliar su zona de influencia, sino también para poder responder con mayor rapidez contra objetivos de alto perfil en caso de que el gobierno mexicano decida perseguir a sus líderes.

Y el tercero: Ismael “El Mayo” Zambada. Conocido como el líder invisible del Cártel de Sinaloa, el antiguo aliado de Joaquín el Chapo Guzmán sigue siendo una pieza central en el mapa del narcotráfico en México.

Su vínculo histórico de colaboración con ambas autoridades mexicanas y estadounidenses, aunado al hecho de que varios allegados suyos han colaborado en cortes en Estados Unidos, aunado al hecho de que varios allegados suyos han colaborado en cortes en Estados Unidos, fortalecen la tesis de que a ambos gobiernos les conviene que Mayo permanezca libre.

Este reordenamiento en las prioridades de la DEA en México se da en un contexto de incertidumbre en la relación bilateral; una incertidumbre que obliga la siguiente pregunta: para Estados Unidos -y por ende, para México- ¿quién se convertirá en el nuevo capo de capos?

Publicidad
Publicidad
Publicidad