FACEBOOK

VISTAS
04 de Febrero del 2020

El estado no puede con los feminicidios

El fiscal general, Alejandro Gertz Manero, reconoció que les resulta muy difícil probar los feminicidios y planteó eliminar ese delito del Código Penal.
En México, cada día 10 mujeres son asesinadas. Y para garantizarles justicia, el gobierno propuso eliminar el delito de feminicidio. El fiscal general, Alejandro Gertz Manero, propuso ante los diputados de Morena que todos los asesinatos a mujeres sean tratados como ‘homicidios’, y crear un agravante de feminicidio. Esto quiere decir que solo cuando las pruebas de feminicidio sean muy evidentes, aplicarían un castigo más grave. ¿Pero cuál es la razón para desaparecer de la ley el delito de feminicidio? Gertz Manero dice que al Ministerio Público le resulta muy difícil probar ‘cuando es’ y ‘cuando no es’ un feminicidio. Y las consecuencias son fáciles de imaginar: con casos más difíciles, las investigaciones son más lentas y con mayor probabilidad de que queden impunes. Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, sólo uno de cada diez feminicidios se resuelve. ¿Y las otras 9 mujeres asesinadas? Los datos oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública dicen que en 2019 ocurrieron 976 presuntos feminicidios, y 2 mil 819 presuntas víctimas mujeres de homicidio doloso. Juntos suman 3,795 asesinatos que equivale a 10 mujeres asesinadas cada día. Pero las cifras solo son números, las historias son las que importan. ¿Recuerdas el caso de Abril Pérez, la mujer que sufrió violencia doméstica por años y a quien su ex esposo le fracturó el cráneo con un bate de béisbol? Ella fue asesinada en la Ciudad de México, el día que viajó de Monterrey a la capital para firmar papelería del divorcio. Un motociclista anónimo le disparó dos tiros por la espalda; el principal sospechoso fue su ex esposo, un poderoso empresario que ocupó puestos directivos en Amazon México. El caso de Abril Pérez sigue impune, y eso que su caso trascendió a la opinión pública. Pero en México hay muchísimas otras historias que quedan olvidadas y muy lejos de la justicia, como la de Sacrissanta Mosso: ¿Pero por qué a las autoridades les resulta tan complicado resolver los feminicidios? Este delito se agregó al Código Penal Federal en 2012. Y aunque se puede confundir con un homicidio, se distingue cuando:
  • La víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo;
  • A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia;
  • Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima;
  • Haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza;
  • Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima;
  • La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida;
  • El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.
No es difícil imaginar que estos puntos requieren de una investigación muchísimo más profunda y difícil de resolver. Pero la propuesta de Gertz Manero va en contra de lo que dicen organismos como ONU Mujeres. Ellos han recomendado a México que para ponerle un alto a la violencia contra las mujeres, todas sus investigaciones deberían ir con perspectiva de género. En el pleno algunas diputadas le pusieron un alto al fiscal general; dicen que eliminar el feminicidio es un retroceso. La diputada Verónica Juárez, líder de la bancada del PRD, señaló que el fiscal mejor “debería de preocuparse por la capacidad institucional para acreditar el delito”. Por otro lado, Lorena Villavicencio, diputada de Morena, piensa que “la propuesta de Gertz sólo busca esconder la pandemia que se ha generado en el país contra las mujeres”. Y Wendy Briseño clarificó que se trata únicamente de una propuesta, es decir, que “aún no se ha presentado formalmente una iniciativa”. Las diputadas creen que es muy probable que la propuesta nunca llegue a ser ley, pero en redes sociales, lo que más preocupa de esta situación es que quien debería esclarecer los feminicidios, piense que la solución es desaparecerlos. ¿Será que el estado no puede con el feminicidio?