FACEBOOK

VISTAS
01 de Octubre del 2019

¿Paz o represión?

Vidrios rotos, pintas y heridos ha sido el saldo de las recientes manifestaciones que acontecieron en la Ciudad de México. Y algo habrán dejado flojo en el gobierno que lidera Claudia Sheinbaum, porque ahora la jefa de gobierno adelantó que un “cinturón de paz” rodeará la marcha de este 2 de octubre.
El “cinturón de paz” que propone la administración capitalina estará conformado por autoridades, civiles y policías; de hecho 12 mil funcionarios fueron convocados a participar voluntariamente como custodias de la marcha. Su misión es fungir como protectores de los manifestantes y no permitir que se infiltren aquellos que cometen actos violentos. En resumen, caminaran con la movilización con el fin de evitar caos, violencia y provocaciones. El gobierno de la capital lo plantea como una “estrategia de protección ciudadana”, ellos dicen que no reprimen a los manifestantes, pero tampoco pueden ser permisivos con los actos de violencia. Se planea que los funcionarios que conformen el “cinturón de paz” mantengan comunicación directa con la Secretaría de Seguridad Ciudadana y con la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM). El instituto confirmó que 25 representantes acudirán a la marcha para ser observadores y documentar lo que suceda. Más allá de esto, no hay más información sobre cómo operará el “cinturón de paz”, tampoco sí existen protocolos de actuación en caso de que ocurran hechos violentos. Estas medidas precautorias decidió tomarlas el gobierno de la Ciudad de México después de los daños que resultaron de las últimas marchas. Sobre estos actos vandálicos, Sheinbaum piensa que son “grupos conservadores, que no les interesa realmente la democracia en la ciudad, las libertades, sino que al contrario: están esperando que nosotros respondamos con violencia, pero nosotros no vamos a responder con violencia”. Y tú, qué opinas de esta medida, ¿es paz o represión?