FACEBOOK

VISTAS
04 de Diciembre del 2019

El noreste está caliente

Mientras que Nuevo Laredo está que arde, otros fuegos consumen el noreste del país.
Él es Omar Treviño Morales, originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas. Es considerado como el último líder de Los Zetas. 
 Y estos son sus herederos. Se llaman a sí mismos La Tropa del Infierno, son el brazo armado del Cártel del Noreste y el gobierno los señala como los responsables de la reciente matanza en Villa Unión. Y es que de acuerdo a las autoridades, esta organización criminal detrás de la ola de violencia que azota los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila. A pesar de su limitado tamaño, tienen como base el puerto comercial terrestre más importante de América del Norte: la ciudad de Nuevo Laredo. Ahí se ostentan públicamente como dueños y amos. Roban a plena luz del día y amenazan a la población. Su líder es identificado por la DEA como Juan Gerardo Treviño Chávez “El Huevo”, quien presuntamente fundó el Cártel del Noreste en alianza con la familia Treviño. De hecho, es sobrino de Miguel Ángel Treviño Morales el Z-40, heredero de Heriberto Lazcano. 
 En los últimos meses, reportes indican que El Cártel del Noreste defiende la plaza frente a los intentos de varios grupos de controlarla: entre ellos los hoy llamados Zetas Vieja Escuela, células del Cártel del Golfo y grupos aliados al Cártel Jalisco Nueva Generación. 
 Y no solo eso, sino que frente a la amenaza, buscan expandir su control hacia varios municipios de la zona metropolitana de Monterrey y de la zona norte de Coahuila.
 Según la agencia de seguridad Stratfor, el Cártel del Noreste está dispuesto a llegar a “cualquier límite avanzar sus intenciones”. Porque los más de 20 muertos de la semana pasada en el municipio coahuilense de Villa Unión, son apenas un ejemplo. Su bastión histórico de Nuevo Laredo, sufre ya los estragos de la Tropa y buscan hacer lo mismo con los terrenos perdidos de su época zeta. 
Así que, mientras que el invierno apenas inicia, el Noreste del país se está poniendo cada vez más caliente.