FACEBOOK

VISTAS
29 de Agosto del 2019

'Mexican Border Patrol': detrás de las redadas de migrantes

Los mexicanos criticamos cómo la US Border Patrol defiende sus fronteras. Pero dicen que “lo que te choca, te checa”, y es que de este lado también ocurren redadas de migrantes.
La ONG Pueblo Sin Fronteras denunció las redadas de migrantes que ocurren en Tapachula. Las llaman “cacerías de migrantes”. En una carta aseguran que estas cacerías son operadas por la Guardia Nacional en conjunto con el Instituto Nacional de Migración y la Policía de Tránsito. Las redadas ocurren en la ciudad fronteriza de Tapachula, en el estado de Chiapas. Allí se encuentra el centro migratorio “Siglo XXI”. A pesar de ser el centro más grande de México y América Latina, los migrantes denuncian que el lugar está colapsado y que han pasado meses sin recibir respuesta de sus trámites. Pueblo Sin Fronteras se refiere a Tapachula como la “ciudad cárcel”, porque los migrantes no pueden seguir su camino hasta obtener los permisos de tránsito por nuestro país. Esto ocurre a 2 semanas de que se cumpla el plazo acordado con los Estados Unidos para reducir la migración ilegal. Y es que con tal de que México no fuera castigado con aranceles a las exportaciones, el gobierno se comprometió a disminuir el número de migrantes que llegan a la frontera norte. En la primera revisión del trato, a México le fue bien. En menos de un mes el gobierno de México logró reducir el flujo migratorio en un 36.2%. Para ser más claros, el día 7 de junio 3,880 personas llegaron a los Estados Unidos a pedir asilo, cruzando por la frontera con México. Para el 13 de julio la cifra bajó a 2,652 personas. Pero a los que no les va nada bien, es a los migrantes. Otras Organizaciones Civiles como el Movimiento Migrante Mesoamericano, hacen eco de la situación de lo que cruzan México con destino al norte. El gobierno de México prometió a los migrantes proteger sus derechos humanos, sin embargo, parece que eso no se ha cumplido. Por ejemplo, un migrante haitiano murió en una celda del Centro Siglo XXI, según los testigos tenía más de 20 días en detención y presentaba problemas de salud que no fueron atendidos. Además, es difícil llevar cuenta de las denuncias de hacinamiento y trato inhumano en los centros de detención de México. La inconformidad es tal que en Tapachula un grupo de migrantes africanos protestaron frente al Centro Siglo XXI. Se quejan de la corrupción dentro de las oficinas migratorias y los abusos de los policías. Y después de días de protesta, hay evidencia de cómo la policía reaccionó con violencia para frenarlo. Entonces aunque no esté escrito en papel, ¿ya podemos hablar de una Mexican Border Patrol?