20 de abril 2021

10 de febrero 2021

Seguridad

Masacre en Camargo: Todo el Gopes estaría implicado, no solo 12 elementos

Algo no cuadra en el caso de la masacre en Camargo. La Fiscalía de Tamaulipas asegura que 12 elementos de élite de la Policía Estatal asesinaron a 19 personas el pasado 24 de enero. La pregunta es, ¿y dónde estaban el resto de los efectivos especiales que formaban parte del Operativo Frontera Chica ese día?

Por Bernhard Buntru

COMPARTE ESTA HISTORIA

La reacción de las autoridades de Tamaulipas a la masacre de 17 migrantes en Camargo fue rápida, al menos para los estándares a los que estamos acostumbrados. Pero aún no queda claro por qué solo se consignó a 12 policías de élite cuando fueron alrededor de 30 elementos los que habrían participado en el operativo Frontera Chica ese día.  

Y es que apenas nueve días transcurrieron para que la Fiscalía del Estado anunciara con firmeza la detención de 12 elementos del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Estatal de Tamaulipas, esto por su presunta responsabilidad en la masacre de 17 migrantes centroamericanos y dos presuntos traficantes el pasado 24 de enero en el municipio de Camargo.

Para el día siguiente -el 3 de febrero- los 12 policías de élite ya habían sido vinculados a proceso. En rueda de prensa, el fiscal Irivng Barrios Mújica detalló que los efectivos estatales enfrentan cargos por homicidio calificado, abuso de autoridad y falsedad de información proporcionada a sus superiores.

“No habrá impunidad, trátese de quien se trate”, aseguró el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, ese día. Por su parte, el vocero de Seguridad del gobierno estatal, Luis Alberto Rodríguez, dijo que la consignación de los policías “demuestra que hay un compromiso claro por que se haga justicia y que no vaya a haber impunidad, independientemente de que sean elementos policiales”. 

De acuerdo con las investigaciones de la fiscalía, evidencia “científica y tecnológica” proveniente de los teléfonos de los involucrados revela que estos se encontraban en el lugar de los hechos a la hora en que ocurrieron. Además, señala la autoridad judicial, los detenidos indicaron que se pusieron de acuerdo para sostener la hipótesis de que todo se trató de una confusión.

Sin embargo, algo no cuadra. Según fuentes citadas por La Jornada, en el Operativo Frontera Chica habrían participado 10 unidades de las ciudades de Mier, Alemán, Camargo, Gustavo Díaz y Reynosa, con al menos 25 efectivos. Por su parte, fuentes consultadas por el periódico El Norte advierten que la cifra de elementos del Gopes involucrados en la masacre podría ascender a 30. 

Héctor de Mauleón, periodista especializado en temas de seguridad, escribió el pasado 8 de febrero que, después de acribillar a los migrantes, los uniformados se habrían trasladado a Reynosa en una viaje de una hora. La versión que rindieron a sus superiores, señaló en su columna, es que se replegaron porque “se hallaban en inferioridad numérica ante un convoy del crimen organizado” y acudieron en busca de refuerzos. Posteriormente, los Gopes habrían regresado al lugar. No se sabe si para ese entonces los vehículos y los cuerpos ya se encontraban en llamas. 

Lo que aún no queda claro es que, si la evidencia “científica y tecnológica” a la que hacen alusión las autoridades tamaulipecas solo implicó en la masacre a 12 miembros de todo el Gopes, ¿dónde estuvieron el resto de los elementos que formaron parte del operativo? 

Según refieren fuentes de la Secretaría de Seguridad de Tamaulipas citadas por Proceso, los efectivos del Gopes “en realidad trabajaban para uno de los dos cárteles que controlan el estado, y mataron a los migrantes porque no pagaron la ‘cuota’ o para arruinar el negocio al grupo rival”.

Cabe recordar que elementos de la policía estatal de Tamaulipas habrían estado involucrados en 2019 en presuntas ejecuciones extrajudiciales en el municipio de Nuevo Laredo. Según fuentes citadas por la Jornada, se trataría de elementos de élite de la Secretaría de Seguridad Pública tamaulipeca. 

Además, es importante señalar que al menos tres elementos del Gopes que formaron parte del Operativo Frontera Chica habían recibido entrenamiento por parte del gobierno de Estados Unidos. 

En un reflejo de la gravedad del caso, la división de Derechos Humanos de la ONU anunció que enviaría próximamente una unidad de investigación al municipio de Camargo, Tamaulipas, por considerar el hecho como delitos de lesa humanidad o genocidio.

Ver video ¿Para quién trabaja el Gopes de Tamaulipas? aquí.

Publicidad
Publicidad
Publicidad